Un trabajador necesita 27 años de sueldos para comprar un departamento en la Ciudad

Con créditos hipotecarios casi inexistentes y con la dificultad que hoy existe para comprar dólares, el sueño de la casa propia parece cada vez más lejano para muchos argentinos clase media. Y en ese contexto, no queda otra que alquilar sabiendo que ese dinero va a una suerte de "pozo ciego". Un informe realizado por la consultora Reporte Inmobiliario, revela que un vecino de la ciudad de Buenos Aires necesita 27 años -cobrando un salario promedio- para comprar un departamento estándar de 60 metros cuadrados cerca del centro, con una cotización de USD120.000.


En la comparativa que establecen con el estudio Real Global de UBS Estate Bubble Index elaborado por el Banco Suizo UBS, se desprende que la capital argentina está muy lejos de urbes como Chicago, en donde la relación ingreso y valores es muy favorable y sólo se necesitan tres años; Boston, (cuatro años) y Los Ángeles o Madrid, en las que se requieren cinco años. Aunque no tanto como en Buenos Aires, en otros lugares del mundo el esfuerzo tiene que ser mayor. Por caso, en Londres hacen falta 14 años; en París 17 y en Hong Kong 20. Por otra parte, recurriendo al valor de venta de la misma unidad de 60 m2 y cruzando este dato con la rentabilidad media de alquiler en cada ciudad, UBS calculó la cantidad de años que son necesarios para amortizar la compra de esa vivienda.


En Buenos Aires hacen falta 62 años de alquiler para recuperar el valor, lo que muestra la gran caída de la rentabilidad que han sufrido los alquileres en los últimos años. Por su parte, en la ciudad estadounidense de Chicago el retorno total se logra a los 12 años; en Dubai a los 16; en Boston a los 17; en Nueva York a los 26 y en Munich a los 39. Según la entidad suiza, "el menor periodo en algunas ciudades estadounidenses se debe, entre otras cosas, a una regulación relativamente suave del mercado del alquiler. Por el contrario, las leyes de alquileres en Francia, Alemania, Suiza y Suecia, son fuertemente pro-inquilinos, evitando que los alquileres reflejen los niveles reales del mercado".


Ley de alquileres

Sin dudas, la norma que desde hace cuatro meses entró en vigencia marcó un antes y un después en el mercado inmobiliario. Diego Lo Nigro, CEO de Grupo TGR, es crítico de la ley. "es pareja: perjudica de igual manera a propietarios y a inquilinos. Es contraria a los intereses de los inquilinos, porque el mercado se retrae y se generan aumentos en los valores locativos. Por otra parte, el dueño de una propiedad evalúa vender y quedarse con el efectivo, invertir en otro país como Uruguay (ofrece una anual del 4% en dólares) o hasta comprar bonos estadounidenses dado que esto genera un mayor retorno si se compara con la renta inmobiliaria argentina".


Por su parte, Damián Garbarini, Director de DG Negocios Inmobiliarios, apunta que en su caso no hubo una baja en la cantidad de oferta de alquileres debido a la ley nueva. "Hasta el momento no hemos tenido retirada de inmuebles, tampoco hemos tenido nuevos. La situación es la misma que la del año pasado, aunque con un precio mucho más elevado. Sin embargo, creo que los cierres tienen nuevos aumentos debido a la pandemia, no por la nueva ley". Ariel Champanier, Presidente de Remax Premium, indica que "cada vez que en Argentina se regula algo, empieza a haber un mercado paralelo. Entonces lo que ocurre es que hay un montón de acuerdos por fuera de la ley, hechos por los mismos propietarios e inquilinos. Además, una parte de los dueños decidieron poner el inmueble a la venta en lugar de alquilarlo". Y agrega que "como se veía venir, la ley favorece muy poco a los inquilinos. Hay aumentos que al final terminan siendo mayores que los de antes".


Fuente: BAE Negocios

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square