Palacio Pareda

En nuestra sección "Recorriendo la Argentina" presentamos el Palacio Pareda. Es una antigua mansión localizada en la Plaza Carlos Pellegrini, en la calle Arroyo 1130, en Buenos Aires. El médico Celedonio Tomás Pereda (1860 -1945) y su esposa María Justina Girado (1865-1942), miembros de una familia de grandes terratenientes de la época pidieron a Louis Martin que comience la obra, la cual por no cumplir los requisitos del señor Pereda, fue terminada por el arquitecto Julio Dormal. Actualmente es la residencia del Embajador de Brasil en Buenos Aires, ya que esta fue vendida a Brasil en 1943. También es sede del Espacio Cultural de la Embajada.


El Palacio tiene características de la arquitectura de el siglo XVIII y XIX. Son predominantes los salones amplios en el palacio, los cuales se encuentran en el primer piso, los cuales tienen los techos pintados por el artista catalán José María Sert, enriqueciendo los espacios. Estas pinturas están inspiradas en Venecia, el oriente, el mediterráneo e inspiración hispánica., mostrando escenas mitológicas o populares, componiendo efectos de perspectiva, arquitectura, decorados ilusionistas y utilización de fondos metalizados Entre medianeras la fachada que el edificio ofrece a la calle arroyo sobresale por su lenguaje de arquitectura clásica del fin del Segundo Imperio. La monumentalidad de pilastras corintias que dan ritmo y articulan el frente, tienen un volumen central curvo y pabellones laterales que al avanzar tiene una gran terraza que se apropia de la plaza, volcándose ahí los salones principales creando un juego volumétrico. La terminación del basamento es de piedra y el resto de la fachada es de revoque símil de piedra.


La fachada posterior que se encuentra hacia el jardín, que es similar a la fachada exterior parisina, creando un juego de entrantes y salientes, proporciones verticales, y una escalera inspirada en la herradura del Castillo de Fontainebleu. El remate del edificio se completa con mansardas y una importante cúpula. El palacio se distribuye en cuatro plantas, la planta baja unifica al conjunto, allí se encuentran los dos accesos y las dependencias, las cuales eran usadas por Pereda para recibir, y ahora son oficinas de la embajada. Los salones de recepción están en el primer piso los cuales se encuentran: el salón dorado, el gran hall y el comedor, todos comunicados con la terraza y el jardín. Un eje de simetría ordena arquitectónicamente estos espacios. En el segundo piso se encuentran las habitaciones privadas, que hoy es la residencia del embajador.


Los cielorrasos de los salones son obra del pintor catalán José María Sert. El de la sala de música se denomina Aprés la pluie le beau temps. La sala redonda presenta la pintura más fastuosa de la residencia, La Reina de Saba. El gran hall presenta una pintura de volatineros suspendidos en el aire. La pintura del comedor representa el burlón episodio en el que Don Quijote es afeitado por las damas. Son también notables las alfombras, los tapices y los cortinados de la mansión. El notable conjunto urbano formado por el Palacio y sus alrededores reflejan, como otros pocos lugares en Buenos Aires, la fuerte influencia ejercida por la arquitectura francesa en la Argentina, especialmente durante las primeras décadas del siglo XX. Colaboran para reforzar la tonalidad parisina del lugar el trazado irregular de las calles del sector y la indudable imagen francesa de varias residencias particulares, imponentes y de admirable diseño.


Fuente: Wikipedia

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square