Mercado inmobiliario: cómo fue el balance del 2020 y cuáles son las perspectivas para 2021

La pandemia de coronavirus propuso un escenario inesperado y atípico en el mercado inmobiliario. Cómo fue el balance del 2020 y cuáles son las proyecciones del 2021 para la actividad, según cuatro referentes del sector.


Referentes del sector del mercado inmobiliario realizaron un análisis sobre el balance del año y perspectivas y proyecciones para el 2021.


Las opiniones fueron realizadas por la Inmobiliaria Depa, la desarrolladora Meta Desarrollos y la constructora DAHEDA Construcciones. Además, sumó su opinión un referente del mercado inmobiliario de Estados Unidos Miami Life Realty.





Balance 2020

Miguel Di Maggio, director de la inmobiliaria Depa sostuvo que el balance de este año para el mercado inmobiliario “claramente no es el mejor”. “Fue un año muy complicado por la pandemia, con restricciones durante varios meses y con otros tantos meses de poca actividad que veníamos arrastrando en la previa de la cuarentena provocó un freno importante y en algunos casos una gran especulación por parte de los inversores”, dijo.


“El punto positivo que encuentro es que muchos propietarios y desarrolladores entendieron que tienen que hacer un esfuerzo bajando hasta en algunos casos un 20% el valor de su propiedad producto de la devaluación de más del 100% del valor del dólar, eso entusiasma a que el 2021 pueda ser un mejor año con más operaciones”, destacó.


El balance del 2020 para el arquitecto Héctor J. Sarlinga, socio fundador de DAHEDA Construcciones fue que “el 2020 fue un año especial que nos obligó a reinventarnos. También tuvimos que optimizar las obras en curso para minimizar el impacto de la pandemia en plazos y costos, lo cual siempre deja nuevos aprendizajes y más allá del estrés, resulta positivo”.



Según Martín Funes, socio fundador de Meta Desarrollos, “si bien fue un año atípico, esto genera también oportunidades atípicas”. “Por nuestra parte desde Meta Desarrollos, hemos obtenido un muy buen resultado de ventas en unidades desde el pozo; principalmente con el público que se encontró con un excedente de pesos. El público eligió refugiarse y volcar ese excedente de pesos a unidades que luego cotizan en dólares en vez de acceder mensualmente al mercado de cambios”, explicó.


“Quien haya accedido a unidades desde el pozo en este 2020 se vio muy beneficiado con la diferencia, entre la suba del costo de la construcción medida en pesos (índice CAC) y la suba del dólar”, destacó Funes y agregó que “estos cambios que vivimos en este 2020, posicionaron a los costos de construcción en pisos históricos medidos en dólares”.


Por su parte, Jorge Kupferman, referente del mercado inmobiliario y director del broker de Miami Life Realty dio un balance del año positivo al justificar que “el mercado local se movió muchísimo debido a las bajas tasas que hay, con lo cual, la gente local se largó a comprar mucho con préstamos”.


Con respecto al inversor argentino, dijo que “también compró mucho porque estuvo parado el mercado de la Argentina y, además, fue un año muy difícil para la Argentina”. “La gente se quiere refugiar en dólares, tanto de la Argentina como de otros países latinoamericanos, habiendo problemas en sus países buscan el refugio de Estados Unidos con renta en dólares”, explicó.


“La demanda aumentó durante la pandemia y también después”, agregó.


Perspectivas para 2021


El director de la inmobiliaria Depa, Miguel Di Maggio proyectó que “el 2021 sea un año electoral no es un dato menor” y agregó que “en el 2020 las propiedades usadas en una gran mayoría bajaran de precio en un promedio un 15% o mismo las propiedades a estrenar también en promedio tendieron a la baja en un 30% debido a que el costo de construcción sufriera una baja de más del 40% con relación al mes de febrero del 2020, tampoco es un dato menor”.


“Creo que el esfuerzo tiene que ser aunado para que la industria del Real Estate vuelva a cantidades de escrituras similares a las del 2017 y para eso es necesario una política clara de créditos hipotecarios para la clase media, algo que todos lo que hacemos Real Estate pedimos hace ya bastante tiempo”. Manifestó Di Maggio.


Al explicar por qué un inversor debería seguir apostando por el real estate, desde la inmobiliaria Depa expusieron que “hoy muchos inversores apuestan a construir en barrios cerrados de Zona Norte, invirtiendo en promedio para comprar un lote y hacer una casa de 4 ambientes de 140 m2 aproximadamente, unos 100 mil a 140 mil dólares, pensado para todos aquellos futuros inversores que no quieren vivir o "sufrir" los 10 meses en promedio de la construcción de una casa. Vendiendo esas propiedades, muchas veces sin haber terminado la misma, o sea sin hacer la inversión total ya mencionada, en valores aproximados de 130 mil a los 200 mil dólares”.


“El negocio del Real Estate siempre protege el capital económico, por algo siempre hay una casa en la Capital Federal que en poco más de año y medio se convierte en un edificio”, concluyó.



Desde su perspectiva, el socio fundador de DAHEDA Construcciones, el arquitecto Hector J. Sarlinga proyectó un 2021 en el que “particularmente comenzamos con una nueva unidad de negocios residencial, pensando en las viviendas unifamiliares que tanta demanda comenzaron a tener y con las cuales visualizamos una rápida reactivación para el próximo año”.


Sobre las razones por las que un inversor debería seguir apostando por el real estate, Sarlinga dijo: “El ladrillo es y será una inversión segura y conveniente, tanto para inversores experimentados como para consumidores finales, eso nunca cambia, aunque el producto se va adaptando según el contexto, y la evolución de las necesidades”.



Para el socio fundador de Meta Desarrollos, Martín Funes, la perspectiva para 2021 se basa en que “lo más golpeado en este año fueron los inmuebles usados, principalmente porque las operaciones se realizan en dólares billetes y por lo general de contado. Por otro lado, no hemos visto una gran reducción en los precios de venta de los inmuebles, siempre hablando de las mejores zonas de la Ciudad de Buenos Aires. Esto lo que generó es que la mayoría de la gente elija mantener su capital con liquidez en dólares en vez de volcarlo a los inmuebles usados. El resultado de este escenario lo podemos ver en el bajo volumen de transacciones de este 2020 (los niveles más bajos de los últimos años)”, explicó.


“Pensamos que en 2021 con algunas variables sociales y económicas acomodadas, y teniendo en consideración que ya hemos llegado a valores cercanos del piso, es muy probable que nos encontremos frente a un escenario del mercado en el que repunten las ventas y suban los precios”.


Respecto de la perspectiva para el 2021, el director del broker de Miami Life Realty sostuvo que es “que el mercado siga bien”: “Con respecto a las inversiones argentinas, también, que sigan creciendo debido a la situación en la Argentina. La gente quiere tener sus inversiones en dólares, entonces las perspectivas son muy buenas”.


“En cuanto a los productos destacados hay de todo, dependiendo del rango de inversión. Pero, más que nada, el inversor argentino quiere comprar por entre 50.000 y 300.000 dólares, cosas que le dejen renta. La gente quiere tener renta en dólares”, agregó.


Por último, “Se destacan casas en Detroit, por 50.000 dólares. Baltimore y Filadelfia que son productos de 100.000 dólares con renta asegurada. Y Miami, donde lo más económico son propiedades de entre 150.000 y 200.000 dólares. Aunque también se mueven las unidades más caras”, concluyó Kupferman.


FUENTE: AMBITO


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square