Centro Cultural Kirchner

En nuestra sección "Recorriendo la Argentina" presentamos el Centro Cultural Kirchner.

Se sitúa en el antiguo Palacio de Correos y Telégrafos, declarado Monumento Histórico Nacional en 1997 conjuntamente con todo el mobiliario que se encuentra en su interior y que fue cuidadosamente restaurado, en el núcleo político y cultural de la capital argentina. BF Arquitectos resultó ganador del Concurso Internacional abierto por el Ministerio de Planificación cultural de la República Argentina, para convertir en Centro Cultural el antiguo Palacio de Correos de la ciudad de Buenos Aires. El proyecto tardó 6 años en terminarse y su presupuesto se alejó considerablemente del presentado inicialmente. El nombre concebido originalmente para el mayor centro cultural de América Latina, 110 mil m2, fue Centro Cultural Bicentenario, cambiado por el de Centro Cultural Kirchner en 2010, después de la muerte del que fuera presidente del país Néstor Kirchner, sucedido por su esposa Cristina Fernández de Kirchner quien lo inauguró el 4 de noviembre del 2015.


Con un acceso gratuito a todos los espectáculos y actividades el Centro pretende de este modo promover la inclusión, la participación popular y el acceso de toda la comunidad a los bienes culturales del país. El programa combina la concepción de nuevos espacios arquitectónicos de vanguardia  con un minucioso trabajo de restauración. La restauración respeta la clara distinción de dos sectores: el que reúne los espacios públicos, reflejo de un nuevo estilo en la época,  conocido como “arquitectura de prestigio”, con destacada influencia francesa de la segunda mitad del siglo XVIII y otro de carácter utilitario que contiene las áreas de servicio resueltas siguiendo las pautas utilitarias dictadas por la tradición de la Arquitectura Beaux-Arts o academicismo francés. Sobre el concepto que recorre la obra, el arquitecto Enrique Bares recordó que el viejo edificio de Correros «había sido paradigma de la cultura de otro tiempo, con las cartas,   “que con el correr del tiempo queda en desuso, con una situación de abandono» y que ahora «va a ser un puerto, una esponja de la cultura del interior y va a ser un enorme difusor de la cultura hacia el exterior».


Espacios

Los 110.000m2 del Centro Cultual, repartidos en 9 plantas y 3 subsuelos, ofrece espacios para las artes visuales, las artes escénicas, la educación y cualquier otra manifestación artística, tanto local como regional. Este moderno, amplio y diverso centro cultural se dedica a las artes visuales, las artes escénicas, la educación y otras manifestaciones artísticas, tanto locales como regionales. Durante los 6 años que llevó su realización el proyecto involucró a más de 1.000 trabajadores y seis años de trabajo intensivo de restauración. El resultado final son  15.000 metros cuadrados para espacio expositivo,  16 salas de ensayo,  18 salones multiuso,  40 salas de exposición entre las que destacan la Sala Néstor Kirchner, la Sala Eva Perón, el Salón de los Escudos, el Salón de Honor, la Sala Federal, el Museo del Correo y  la Sala Paka Paka, 6 auditorios de 145m2 cada uno, con escenario y cabinas de acceso independiente. Cuatro tienen butacas fijas y gradas y los otros dos cuentan con equipamiento móvil, además de tres restaurantes,  bares y 2 terrazas en la azotea.


Materiales

La construcción de la Gran Sala de Conciertos requirió la utilización de 5.000 m3 de hormigón y 1.050 tn de acero. La cuantía llega a un máximo de 280 kg/m3, correspondiente a las patas de la Ballena. La cara externa está pintada de color azul y recubierta con una malla metálica contínua, colocada en tiras verticales cuyas juntas son imperceptibles gracias a un sistema de unión especial que al mismo tiempo permite el movimiento de esta segunda piel. El diseño acústico incluye perfiles laminados de madera de 2”x2” que forman las costillas que quedan a la vista, teniendo en cuenta todos los sistemas necesarios para que la reverberación sea de 2 segundos. Para el cielo raso se recurrió al clásico sistema de armados de yeso. La goma natural que se utilizó para neutralizar las posibles vibraciones en las patas sobre las que apoya la gran sal tiene una vida útil de 50 años, pudiendo renovarse fácilmente. La Gran Lámpara tiene una piel exterior de 2.400m2 y 2.150m2 en el interior y sus dos niveles cuelgan desde el techo, utilizando la estructura de vigas y tensores de acero, permitiendo observar su conformación geométrica tridimensional desde distintos ángulos y planos. Sus paredes son completamente vidriadas, emulando una gran lámpara. En la restauración de la Cúpula se conservó la estructura metálica original y su ornamentación, procediendo a reemplazar las antiguas pizarras de la cubierta por vidrios dobles y facetados provistos de un sistema Led de alta tecnología que convierten la superficie en una pantalla activa combinando colores y formas.






Fuente: WikiArquitectura

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square