Desafío inmobiliario: ¿Está el mercado preparado para poder comprar una propiedad en forma virtual?

La presencia online permitió que muchas firmas pudieran reconvertirse y seguir operando en medio de las cuarentenas que atravesaron los distintos países afectados por el virus. Y en el mundo del Real Estate, sus protagonistas no se quedaron atrás. Pero, a la hora de concretar una venta inmobiliaria: ¿Hasta qué punto permite el Estado argentino que llegue la digitalización? Por más voluntad que haya por parte de los privados, en el país la legislación hace que todavía haya pasos que requieran del mundo físico. Sin embargo, si se observan las instancias iniciales del camino de venta, allí la tecnología es una gran aliada tanto para los dueños directos como para las inmobiliarias.


El primer paso es publicar el inmueble que se pretende vender, en este punto hay muchas alternativas de vanguardia. Por supuesto, al valerse de portales, las fotografías de buena calidad se dan por sentado. Pero quienes quieran posicionarse mejor con su departamento o casa, pueden optar por los videos o, incluso, los recorridos 360° que permiten conocer un inmueble sin moverse de la pantalla. Algunas inmobiliarias cuentan con departamentos audiovisuales propios para brindar un servicio profesional. También, se están viendo con atención las opciones de realidad virtual, renderización y hasta eventos de open house grabados.


Los recorridos digitales facilitan mucho la muestra de propiedades y evitan visitas ineficientes. No obstante, si se trata de un residencial usado, los potenciales compradores todavía prefieren al menos una visita presencial antes de tomar la decisión final. En el caso de los emprendimientos desde el pozo, sí se apoyan en los diseños digitales para la venta. Adrian Cyderboim, CEO de Crecer Inmobiliaria, coincide en este punto y a pesar de que aclara que ofrecen recorridos virtuales a través de la tecnología Matterport, lo cierto es que el cara a cara todavía es necesario: "Por nuestra cultura argentina, a la gente le gusta venir, tomar un café…compartir el momento. Necesitamos mirarnos a los ojos, aunque el Zoom ayuda", reflexiona.


A la hora de la firma cuando hay un interés concreto por un inmueble, hay ciertos trámites que pueden hacerse online. El escribano Federico Leyría explica que, en este punto, se pueden pedir informes de dominio sin necesidad de ir en persona e, incluso, hay algunos municipios que permiten conocer el estado de deuda de la misma manera. "La expresión de la voluntad puede hacerse a través de firmas en una tablet o con huella digital, pero en el derecho a la propiedad todavía hay que cumplir ciertas formalidades más exigentes", plantea. Con el pago de la seña comienza el proceso presencial, el martillero matriculado es quien asegura esa contratación preliminar. Y luego, la firma del boleto de compraventa, que también requiere una firma presencial, aunque no necesariamente ambas partes deben estar en el mismo momento al poner la firma.


El proceso culmina con la firma de la escritura frente al escribano que la autoriza y se inscribe en el registro de propiedad que corresponda según la jurisdicción. Este paso también requiere la presencia física y, esta vez, ambas partes deben estar juntas para hacerlo. Es decir, en el proceso de venta de un inmueble, todavía hay mucho camino por recorrer en cuanto a la digitalización. Sin embargo, los expertos coinciden en que se está yendo hacia esa dirección. "Somos optimistas y pensamos que en el corto plazo se lograrán las medidas de seguridad necesarias para realizar este primer paso. Sumar seguridad biométrica y tecnológica es algo que no es lejano y se está trabajando desde el Colegio de Escribanos. Incluso, ya hay documentos notariales digitales funcionando", precisa Leyría.


Pero el escribano indica que llegar a ese objetivo no depende solamente de los avances tecnológicos, sino de cambios legislativos y de la agilidad en el sistema financiero. "Hay toda una regulación del sistema financiero argentino que atenta contra la agilidad y la virtualidad", opina, aunque augura avances: "La contratación virtual es algo que inexorablemente va a llegar", indicó ZonaProp. Por su experiencia, Cyderboim todavía ve la necesidad del trato personalizado a la hora de compras de estas dimensiones, lo que llevará a un modelo que combine tecnología con trato cara a cara: "Vamos hacia un modelo mixto. Esto llegó para quedarse, más allá de la pandemia. Me imagino un mercado mucho más tecnológico que el que teníamos", concluye.


Fuente: iProUp

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square