Pese a las dudas, las inmobiliarias se preparan para abrir sus puertas

Ya activaron protocolos de higiene y seguridad, pero todavía no saben si podrán hacer tasaciones y visitas a las viviendas que están hoy ofertadas. Esperan publicación en Boletín Oficial.​


A partir del próximo jueves las inmobiliarias porteñas están habilitadas a atender al público de 11 a 21 horas. Contra reloj los agentes de bienes raíces adecuan sus negocios para disponer de las medidas de seguridad e higiene obligatorias. Sin embargo todavía hay dudas sobre si podrán hacer tasaciones y “Estamos esperando la publicación del Boletín Oficial del Gobierno de la Ciudad donde van a estar detalladas todas las pautas sanitarias y de circulación para adecuarnos a eso. En cuanto a si vamos a poder mostrar o no propiedades, todavía no lo sabemos. Nosotros hemos enviado un protocolo, pero seguramente ellos nos darán el protocolo que quieran instalar”, explicó Armando Pepe presidente del Colegio Inmobiliario de la Ciudad de Buenos Aires.

Para los representantes del sector, las tasaciones son vitales para poder operar con normalidad. “Estamos esperando muchas aclaraciones, tenemos una sucursal en provincia que no sabemos si va a poder abrir desde el jueves. Además por ahora no tenemos claro que podemos hacer más allá de trabajar en las oficinas y recibir clientes por turnos, todavía hay dudas en cuanto a mostrar propiedades y tasar otras. Necesitamos que el Gobierno aclare esto”, agregó Mariano Oppel dueño de Inmobiliaria Oppel, quien aseguró que si se toman las medidas de seguridad necesaria no se corre riesgo en estas actividades.

Los protocolos de higiene ya se están implementando y notificando a todos los trabajadores. “Los empleados del Colegio van a trabajar la mitad del plantel, aquellos que tengan hijos en edad escolar están exentos al igual que los grupos de riesgo y la gran mayoría no se trasladarán en transporte público”, detalló Pepe en cuanto a las medidas. “Toda persona que entre a inmobiliaria tiene que lavarse las manos con alcohol y usar barbijo, vamos a mantener dos metros de distancia entre quienes atienden y el público y en estos momentos estamos haciendo mamparas de vidrio para proteger a los empleados”, ejemplificó Pepe en cuanto al protocolo que ya instaló en su propia empresa.


“Ya estamos organizándonos para operar con todas las medidas de seguridad, barbijos, alcohol en gel, alcohol licuado para desinfectar, todo lo que podamos hacer para que la gente este a salvo en las oficinas. Además armamos en cada sucursal dos equipos de trabajo con los mínimos para poder trabajar, esos equipos se van a ir turnando. Van a estar configurados por dos vendedores, un gerente y un corredor inmobiliario y una persona administrativa”, detalló Mariano Oppel. En cuanto a aquellos empleados que venían haciendo trabajo remoto, lo seguirán haciendo.


En la mayoría de las inmobiliarias se está estableciendo un sistema de testeo de temperatura para todo aquel que ingrese para controlar la salud de los empleados. Además el protocolo estará expuesto en las vidrieras para que los clientes sepan cómo manejarse. “Diseñamos espacios de trabajo individuales con pantallas para que no exista contacto entre vendedores con una distancia de 35 mts entre sí”, aclaró Diego Migliorisi dueño de la inmobiliaria que lleva su nombre.

El tema del transporte es un ítem muy importante. “En nuestro caso la mayoría vive cerca del trabajo irá caminando y de necesitarse enviaremos autos a los empleados”, detalló Oppel. “Evitamos 100% el transporte público. El vendedor va en auto particular o remis abonado por la empresa ida y vuelta”, agregó por su parte Migliorisi.


FUENTE: AMBITO

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square