Parques industriales, un sector que mantiene las perspectivas de crecimiento pero espera el repunte

En la Argentina, hay más de 400 complejos que en su mayoría, agrupan a las Pymes. Sólo en la provincia bonaerense, unas 150.000 personas trabajan en las empresas radicadas en estos inmuebles.

Si bien la coyuntura económica afectó a muchos ejes productivos de nuestro país, los parques industriales siguen activos y mantienen dinamismo a la espera de que repunte. En la actualidad, hay más de 400 complejos distribuidos en la Argentina, de los cuales, el 20 por ciento son emprendimientos privados o mixtos, y, el resto, son promovidos por los gobiernos provinciales o municipales.

Allí operan empresas de diferentes rubros, en su mayoría Pymes, que se vieron afectadas por los vaivenes coyunturales. En muchos casos, debieron cerrar sus puertas por la poca producción y la disminución de la comercialización de lo elaborado, en otros se vieron afectadas por los problemas derivados de lo impositivo y también jugaron en contra las devaluaciones, el tipo de cambio volátil y la financiación con tasas altas.

Pero también, están los ejemplos de los que lograron mantenerse y crecer; fábricas que siguen produciendo en buen volumen. Desde el sector, coinciden en que se puede seguir creciendo y que más compañías pueden mudarse a estos complejos en donde obtienen beneficios fiscales, pagan por el mantenimiento de áreas comunes y se generan sinergias, entre otros beneficios.

Allí operan empresas de diferentes rubros, en su mayoría Pymes, que se vieron afectadas por los vaivenes coyunturales. En muchos casos, debieron cerrar sus puertas por la poca producción y la disminución de la comercialización de lo elaborado, en otros se vieron afectadas por los problemas derivados de lo impositivo y también jugaron en contra las devaluaciones, el tipo de cambio volátil y la financiación con tasas altas.

Pero también, están los ejemplos de los que lograron mantenerse y crecer; fábricas que siguen produciendo en buen volumen. Desde el sector, coinciden en que se puede seguir creciendo y que más compañías pueden mudarse a estos complejos en donde obtienen beneficios fiscales, pagan por el mantenimiento de áreas comunes y se generan sinergias, entre otros beneficios.

Por su parte, Darío Parlascino, el presidente de la RedParques Industriales y gerente general del Parque Comirsa, ubicado en el partido de Ramallo, precisó que la recesión de los últimos tiempos actuó en contra de la instalación de las compañías en los predios y se postergan las inversiones. “El estancamiento es producto de que no hay crédito para la radicación industrial. Las entidades financieras proponen muy pocas posibilidades de financiación y sin tasas subsidiadas para este tipo de acciones”, dijo.

En la provincia de Buenos Aires hay 150 parques industriales (85 poseen decreto provincial), “los cuales necesitan ser acompañados por políticas públicas de apoyo a su desarrollo y facilitar la expansión de las industrias en los mismos”, amplió el titular de RedParques.

Existen más de 5.900 hectáreas de agrupamientos donde operan cerca de 4.000 industrias que generan más de 150.000 empleos, pero aún hay una capacidad disponible estimada en 1.381 hectáreas. “Entre la Capital y el Gran Buenos Aires, hay más de 20.000 Pymes en condiciones de ser relocalizadas. En tal sentido, sería ideal, establecer políticas de incentivo tanto para la mudanza como para el lanzamiento de nuevos agrupamientos en la provincia”, dijo Parlascino.

Además, las empresas del sector reclaman a los gobiernos por la falta de infraestructura básica, como asfalto (tanto en los caminos internos como en accesos), iluminación, energía, fibra óptica para comunicaciones y seguridad, entre otras. “Desde la administración nacional hay que impulsar líneas de crédito con tasas accesibles para capital de trabajo. Que además del mercado interno profundicen hacia el camino exportador”, dijo Ballerini.

Los responsables de los parques y quienes operan en este segmento coinciden en que para que las fábricas puedan exportar se deben realizar políticas acordes y pide, para el mediano y largo plazo, realizar en conjunto programas de vinculación con universidades, acercamiento de organismos de investigación y la creación de parques tecnológicos como políticas de gobierno.

Las industrias y las cámaras, por su lado, exigen que se generen incentivos para la relocalización de industriales desde zonas mixtas generando un ordenamiento territorial de cada localidad y un desarrollo responsable; la reducción de tasas municipales para que las empresas radicadas amplíen su capacidad productiva y que se introduzcan normas de calidad para contratar mano de obra.

NOTA DE INFOBAE

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square