top of page

Vacaciones en la costa y la comparación para alquilar en Uruguay y Brasil

En el país o afuera, la oferta está en dólares. En Argentina, puede llegar a costar un 120% más que en el verano pasado. Qué buscan los turistas y que exigen los propietarios. Cómo están los precios para veranear esta temporada.



A tres meses de fin de año, miles de personas hacen cuentas para ver si podrán pasar unos días frente al mar. Pero las cotizaciones que llegan no entusiasman: los costos están incluso por encima de la inflación estimada para todo 2022 y puede llegar a costar un 120% más que en el verano pasado. La sugerencia de la Federación de Cámaras Argentinas de Turismo: no convalidar esos precios y buscar alternativas.


Las variables que determinan el precio en los destinos turísticos más exclusivos como Punta del Este, Pinamar y otros destinos de la Costa Atlántica Argentina son la cercanía al mar, la cantidad de dormitorios, los amenities y el lujo de la construcción. Si bien, todos los operadores inmobiliarios coinciden que los precios se terminan de fijar a mediados de octubre, ya se pueden escuchar propuestas y Ecos365 tomó nota de algunas de ellas a modo de referencia.



La Costa Atlántica


Para sorpresa de muchos, los precios en la Costa Argentina para las propiedades de alto nivel se pactan también dólares. Para comparar con la temporada anterior, a los valores en pesos se les debe sumar mínimo un 70 por ciento más y en caso de aquellos que ya estuviesen cotizados en dólares hasta un 10% más. En Pinamar, un departamento con amenities, frente al mar de dos dormitorios para una familia de 4 personas se calcula desde u$s150 a u$s170 por día. En caso de ubicarse más retirado los valores descienden a u$s80 y u$s70 diarios.


“La realidad es que los precios están elevados y si bien tuvimos muchísimas consultas, los turistas se demoran en cerrar las operaciones. Es lógico porque por el mismo valor se pueden ir afuera”, se sincera a Ecos365 Eliza Mazzei desde la inmobiliaria que lleva su mismo nombre.



Segmento top


Un dato a destacar es que para el mismo segmento de propiedades con amenities y en cercanía al mar en Valeria del Mar, los costos son similares. No así para otra localidad próxima como es Ostende, que se ubica pegado al balneario top. Allí la oferta está dirigida más bien casas o departamentos bajos y los precios se ubican un 40 o 50 por ciento más baratos.


Por último y con la misma política de Real Estate, la inmobiliaria de Pinamar consultada por este medio asegura alquiler exclusivamente a familias y en el caso de las mascotas, se debe consensuar previamente de acuerdo al comportamiento del animal.


En Mar de las Pampas hay operadores que en septiembre estaban ofreciendo semanas en enero por 220.000 pesos y reconocen, también, que los ajustes por estos bosques, al menos de lo que hay en alquiler, pueden llegar hasta 40% en dólares con respecto a la última temporada.


Hay casas de tres ambientes desde 1500 hasta casi 4000 dólares la quincena, según ubicación y comodidades. Y desde 3000 a casi 6000 en aquella con tres habitaciones.



Un clásico: vacaciones en Gesell o Pinamar


En Villa Gesell, una quincena en enero en un departamento de tres ambientes en la parte sur (lejos del centro), a una cuadra de la playa, costaba, en 2021, 67.500 pesos. Por semana, 38.000. Este año, la quincena aumentó 107% y la semana, 84%.


Un caso de un complejo bien modesto en la ciudad de Pinamar. Ofrece siete noches en la primera semana de febrero, en unidades de dos habitaciones (tres ambientes). Supera, contratando en septiembre y abonando todo junto, los 231.000 pesos. Si se divide el pago en dos partes se recarga el 10% sobre el saldo.


El año pasado, el mismo lugar y en las mismas fechas costaba 148.000 pesos. Sufrió una actualización del 56%.


El sur de Brasil, ¿más barato que la costa?


“Contando sólo el alojamiento, sin contar transporte, el sur de Brasil está mucho mas barato que acá”, acepta Mónica, empleada en una conocida agencia de turismo. “En un apart hotel en Mar de las Pampas te piden 350 mil pesos la semana, mientras que en Florianópolis, un departamento de un dormitorio (sin servicio de cama ni de playa) te puede salir 250 mil pesos por esa misma cantidad de tiempo. Eso es más barato: y al final, si el transporte es en auto, el precio final te queda igual o mejor que en la costa”, dijo a Rosario3.


“Ahora, si hablamos de un paquete turístico al sur de Brasil, con avión incluido, 8 o 9 noches de hotel con media pensión, el costo se va muy arriba: ahora ronda unos 300 mil pesos por persona. Y encima aún no sabemos qué disposición nueva va a sacar el gobierno y qué va a pasar con el tipo de cambio”, subrayó Mónica.



Uruguay


Para la primera quincena de enero del verano 2023, en la ciudad uruguaya (Punta del Este), un departamento de una torre de categoría, con 3 dormitorios en la primera línea de playa, puede costar como mínimo entre u$s10.000 y u$s15.000. En el caso de ubicarse en la segunda, tercera o cuarta línea de playa los precios van desde los u$s 6.500 a los u$s10.000 para el mismo segmento. Por otro lado, un departamento de 2 dormitorios de esa gama cotiza en u$s7.400 promedio.


En cuanto a la casas, si bien no hay un criterio unificado, en José Ignacio (Uruguay), una propiedad de 3 dormitorios, con pileta y todas las comodidades implica un desembolso de u$s15.000 a u$s20.000. En tanto en la zona de Manantiales, donde los departamentos son más bajos, un 3 dormitorio frente al mar va de u$s15.000 a u$s17.000.


“Se pueden encontrar precios más bajos en Península por tratarse de propiedades más antiguas. Pero la realidad es que el turista argentino busca 1, 2 y 3 dormitorios con amenities. La mayoría son matrimonios con 3 hijos y la mucama”, explica a Ecos365 Aixa de Real Estate y agrega que a esos valores hay que sumarles los gastos extra y la garantía.



Un plus a tener en cuenta


En el caso de los departamentos, los gastos extra corresponden al consumo de luz, limpieza y lavado de ropa de cama. En tanto a la hora de alquilar una casa a esos adicionales se le suma el importe del gas. Por otro lado, el depósito de garantía es un importe que generalmente ronda el 20% del costo de arrendamiento y sin inconveniente mediante se devuelve al finalizar la estadía.


“Nosotros trabajamos con un inventario con fotos para constatar que la propiedad se entrega y se recibe en las mismas condiciones. Los propietarios desde la pandemia nos exigen alquilar sólo a familias y preferentemente sin mascotas”, detalla Aixa en relación a la exhaustiva entrevista que realizan con cada interesado para plantear desde el comienzo las condiciones.



Fuente: ELONCE

2 visualizaciones
bottom of page