Uso de la realidad virtual en la industria inmobiliaria

La tecnología inmobiliaria, o proptech, puede ayudar a la industria inmobiliaria a adaptarse a las tendencias cambiantes que aceleró Covid-19. En los últimos años, el sector se ha vuelto cada vez más centrado en la tecnología, y esta tendencia ayudará a los agentes inmobiliarios a mantenerse a la vanguardia. Quizás la más valiosa de estas tecnologías para el éxito en el mercado posterior a Covid es la realidad virtual (VR).


La realidad virtual proporciona experiencias personalizadas

Los expertos esperan que la demanda de vivienda aumente después de la pandemia. Muchos compradores han pospuesto la compra de viviendas debido a la presión económica, por lo que habrá más dispuestos a comprar a medida que la economía se recupere. Todos los agentes inmobiliarios querrán aprovechar esta base de consumidores ansiosos, por lo que necesitan una ventaja para destacarse. A pesar de esta recuperación, los consumidores estadounidenses probablemente gastarán menos en prácticamente todas las categorías en comparación con los promedios anteriores a la pandemia. Cualquier empresa, incluidas las inmobiliarias, tendrá que dar una mejor impresión a los consumidores para realizar ventas. La realidad virtual proporciona a los agentes inmobiliarios las herramientas que necesitan para hacer precisamente eso.


La realidad virtual puede proporcionar recorridos personalizados de las propiedades, incluso mostrando cómo se verían los muebles de los compradores potenciales en el espacio. Dado que es virtual, los agentes inmobiliarios pueden incluir modelos de cualquier objeto en la maqueta digital. Esta personalización ayuda a llegar a los posibles compradores a un nivel más profundo, aumentando las posibilidades de una venta. Los clientes también pueden interactuar con modelos virtuales de una manera que no sería posible con un recorrido en persona. Con un recorrido de realidad virtual, los compradores potenciales pueden mover muebles por toda la casa o simular diferentes entornos. Este nivel de interacción es mucho más atractivo que una muestra tradicional, y es más probable que los consumidores comprometidos compren.


Fuente: Mercado Press

4 vistas