“Tiny Houses” de madera: furor en el mundo por las pequeñas viviendas

Hay opciones con troncos, flotantes o movibles y por lo general poseen entre 20 y 50 metros cuadrados. Disponen de un dormitorio y su construcción oscila entre 8.000 y 150.000 dólares.



Crece en el mundo la construcción de Tiny Houses (micro casas) de madera, hechas con materiales sustentables, prácticas, reciclables e incluso móviles y portátiles. Son súper-pequeñas (tienen entre 20 y 50 metros cuadrados) y con opciones de diseño, desde convencionales vanguardistas y osados.


Las casas portátiles o de dimensiones pequeñas están en pleno auge pues ofrecen opciones de almacenamiento inteligente, características personalizadas, luz natural, posibilidad de traslado (muchas están montadas sobre plataformas rodantes). Tiny House es un concepto arquitectónico que se estableció en los Estados Unidos, pero que hoy está ganando terreno en el mundo.


La madera se transformó en el material de construcción del futuro, por sus características únicas, dicen en la Cámara Argentina de la Madera (Cadamda). Además de estar colmada de innumerables diseños en base a los colores, formas y otras características que le otorga la naturaleza.


Pueden estar fijas sobre el suelo o ubicarse sobre remolques para su fácil traslado, condición indispensable para una vida nómade, en la que la aventura dibuja los caminos. Implica usar de forma inteligente el espacio y tecnologías innovadoras y es, sencillamente, una vivienda portátil con diseño minimalista.



“Es indiscutible que el mundo camina hacia el uso de los recursos naturales cada vez más sostenibles para garantizar a las futuras generaciones, gozar de los mismos recursos que se disponen hoy en día. La madera no sólo contribuye a brindar eficiencia térmica ahorrando energías renovables y no renovables sino que además desde el árbol hasta convertirse en un producto maderero, presta un servicio ambiental a toda la humanidad produciendo oxígeno y secuestrando C02 que queda almacenado en cada producto sean bastidores, tablas o machimbre”, dijo a Infobae Daniel Lassalle, gerente de Cadamda.


Características y precios


Este tipo de casas vienen en una amplia variedad de formas estilos, desde una pequeña cabaña de troncos en el bosque, uno de lujo frente al mar o incluso un contenedor de transporte con materiales reutilizados. Generalmente, tienen una sala de estar, un altillo para dormir, una cocina y un baño. Algunas construcciones incluyen una terraza en la azotea, una galería o deck extensible para disfrutar y extender los metros y un muro de escalada en el interior que funciona como escalera y ventanas emergentes para espacio extra.



En cuanto a los materiales, se podrían construir con tablas de cedro o pino, madera de granero vieja o recuperada.


El costo de una Tiny House hecha en madera oscila entre USD 8.000 y USD 150.000, puede variar el precio según las comodidades que elija incluir.


En Argentina, el costo aproximado es de 650 a 700 dólares por metro cuadrado. Por ejemplo, la Tiny House más pequeña de la costa atlántica se encuentra en Ostende y tiene 17 m2. Su construcción demandó una inversión de USD 6.000 e incluye equipamiento de aire acondicionado, TV y termotanque.



Hay que tener en cuenta que las instalaciones sanitarias para un baño o una cocina completas cuestan igual que para una casa tradicional y que los materiales que se emplean no tienen diferencias.


Nicolás Leal, quien la edificó, dijo a Infobae que “el costo depende mucho de cada caso y de lo se le sume. Me arriesgaría a decir que es difícil que sean más baratas por m2 que una vivienda de dimensiones de más de 70 m2 e igual calidad constructiva. Contabilizar este costo y dividirlo por los pocos metros que tiene una Tiny House hace que los valores sean mas altos”.


Cinco ideas para construir una casa pequeña con madera


Entre las opciones están las cabañas con troncos. Lasalle, comentó que “este tipo de casas otorgan la posibilidad para crear una vivienda portátil resistente y duradera. Los troncos son muy versátiles y se pueden utilizar de diferentes maneras para crear un lindo proyecto al estilo rústico. Cada elemento debe adaptarse a una variedad de usos, por ejemplo, la mesa del sofá puede actuar como un escritorio, proporcionar asientos adicionales para cenar, agregar espacio adicional para preparar la cocina o exhibir libros”.



Otra variante, es en contenedores: una opción viable por su bajo costo y la cantidad de espacio que pueden proporcionar. Además, tanto en el espacio interior como en el exterior, se puede hacer un excelente uso de la madera recuperada. Sus estructuras rígidas, las opciones de arquitectura y diseño son casi ilimitadas.



En vagones de trenes el revestimiento rústico de madera de rancho que se usa para los techos y el exterior se combina con un sistema de techo a dos aguas y una estructura de marco de madera para darle una apariencia clásica de cabaña de montaña con una sensación moderna y aireada.


También hay muchos tipos diferentes de botes, que incluyen casas flotantes, barcos y barcazas convertidos. Si bien no son móviles en tierra, puede moverse fácilmente a través de un cuerpo de agua si desea cambiar de escenario. El pequeño espacio es perfecto para aquellos que buscan un estilo de vida sencillo en un entorno poco convencional.


La última es por medio de colectivos o buses, también conocido como el skoolie (similar a los vehículos que transportan alumnos en Estados Unidos). Este tipo de casa se ha convertido en proyectos populares. “Una vez que se sacan las filas de asientos, puede quedar una casa con mucho espacio para el diseño. Un autobús escolar permite que entre mucha luz natural, ya que las paredes están revestidas con ventanas”, concluyó Lasalle.



Fuente: Infobae

7 visualizaciones