Tendencia en Real Estate: crece el Steel Framing en la Argentina

Hacia mediados de los 80, principios de los 90, se comenzaron a construir las primeras casas en Steel Framing en nuestro país. El principal uso que se le dio al sistema, desde sus inicios, es el de viviendas residenciales unifamiliares. Sin embargo hoy, gracias a las nuevas tecnologías, se están empezando a construir en el país proyectos multifamiliares del tipo BAAD (Baja Altura, Alta Densidad), de unas 50 unidades aproximadamente, repartidas en tres pisos, y en tan solo 11 meses. Esta es una gran oportunidad para el mercado inmobiliario y para el futuro de la construcción sustentable pero sobre todo para reducir la deficiencia habitacional que existe en nuestro país. Las ventajas que hacen del Steel Framing el sistema más eficiente son muchas. En cuanto a tiempos de obra, los mismos se acortan drásticamente. Mientras que una casa de 200m2 en ladrillo lleva entre 12 y 18 meses, una casa en Steel Framing tarda entre 4 y 6 meses de construcción.


¿Cuánto cuesta construir?

En cuanto a costos, son muchas las variantes que presenta el sistema constructivo gracias a las distintas opciones de materiales industrializados disponibles en el mercado, pero lo que sí puede generalizarse, es que a mismos estándares constructivos, el sistema siempre tiene la versatilidad para poder lograr una opción más competitiva frente al ladrillo. En cuanto a las formas de montaje, sumado a la velocidad intrínseca del sistema constructivo, destacamos el rol de la tecnología de panelizado, que sumó velocidad y precisión a esta etapa crítica del sistema constructivo.


Argentina tiene mucho por delante en términos de expansión del steel framing. Un parámetro medible en este sentido, es el consumo de placa de yeso por habitante por año. Mientras en Argentina ronda los 0,80 m2/hab por año, Uruguay ronda los 1,1 m2/hab por año, y Chile el 1,6. Fuera de nuestra región, en Europa, ese consumo supera en algunos casos los 4 m2/hab por año. Aún queda camino por recorrer pero en los últimos cinco años el sistema ha ganado terreno en nuestro país, sobre todo de la mano de una mayor conciencia en términos de sustentabilidad. El público más joven comienza a ser mucho más exigente en este aspecto, y las características superadoras como sistema de construcción sustentable le permitió al steel framing ganarle mucho terreno al ladrillo. Recordemos que a mejor aislación térmica, menor costo de energía, y esto fue clave en un contexto en el que además el costo se multiplicó.


La pandemia puso en jaque muchas cuestiones, y la construcción no quedó al margen. Pero en el caso del Steel Framing tuvo una gran oportunidad, ya que en pos del cumplimiento de los protocolos sanitarios, la menor cantidad de gente permitida simultáneamente en una obra no fue un desafío para el sistema, ya que con 4 personas simultáneamente se pueden construir en 6 meses una casa de 200 m2. Además por las medidas predominantes en los elementos que componen una obra de Steel Framing el distanciamiento mínimo de 2 metros es algo que sucede naturalmente. Definitivamente, el 2021 será un año de mucho crecimiento para el sistema constructivo, ya que muchos metros cuadrados fueron acopiados en materiales hacia el último trimestre del 2020, y los mismos serán construidos y entregados durante este año.


Fuente: Ámbito

4 vistas