Poco interés por el blanqueo que permite derivar fondos a viviendas en pozo

El Congreso tratará un extensión por 90 días ante un pedido de la Mesa de la Vivienda, el poder legislativo tratará la normativa en los próximos días. A cinco semanas de que la AFIP habilitara la inscripción, sólo se abrieron 1.300 cuentas.


Ante el escaso interés por parte de ahorristas que tienen dinero no declarado, en una medida articulada en el seno de la Mesa de Vivienda que integran el Gobierno nacional y las cámaras sectoriales de la vivienda, se resolvió que el Congreso trate un proyecto de ley que extendería por 90 días el plazo para quienes deseen adherirse al Régimen de Incentivo a la Construcción Federal Argentina y Acceso a la Vivienda, instrumentado por la AFIP. Según trascendió, habría un principio de acuerdo entre los principales bloques en Diputados para aprobarlo en los próximos días. De esta manera, la posibilidad para sincerar el dinero no declarado se extendería hasta los primeros días de agosto con los beneficios del período de mayo (que regía para las acreditaciones en las cuentas realizadas hasta el 10 del actual y el impuesto tenía una alícuota de 5%, la más beneficiosa para los ahorristas).


Este blanqueo está orientado con exclusividad hacia obras de pozo de todo el país con un grado de avance inferior al 50%, en proyectos inmobiliarios nuevos que se inicien a partir de la entrada en vigencia de la ley (12 de marzo de 2021). Damián Tabakman, presidente de la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos (CEDU), señaló a Infobae que, “a raíz del proyecto de prórroga del blanqueo, somos optimistas al respecto. Los plazos que tuvimos hasta ahora fueron muy cortos. Sobre todo para la alícuota del 5%, ya vencida. Había 2 meses en la ley pero como se retrasó la reglamentación, en la práctica quedó solo una semana. Las decisiones sobre este tipo de cosas, que implican montos grandes, necesitan más tiempo. Ojalá prorroguen. En ese caso, habrá mucho más interés en el mercado”.


En el sector del real estate estiman que a cinco semanas de iniciarse un nuevo blanqueo sólo se abrieron 1.300 cuentas de interesados en el sinceramiento fiscal. Por esta razón, los protagonistas del segmento venían pidiendo que se extienda la fecha del plazo, porque se instrumentó y se lanzó con pocos días de gracia una vez sancionado. “Toda decisión de entrar en un blanqueo e invertir en la construcción tiene que tomarse con todas las variables sobre la mesa, al momento de entrada en vigencia aún no estaba definida la reglamentación de AFIP e inclusive los bancos no tenían instrucciones del Banco Central de la República Argentina (BCRA) para abrir las cuentas especiales, había mucha incertidumbre que atrasaba la toma de decisiones por parte de los interesados”, afirmó Daniel Bryn, de Bryn Real Estate.


Incertidumbre

Las desarrolladoras, constructoras e inmobiliarias recibieron llamados con preguntas muchas dudas sobre temas operativos, de instrumentación y de implementación. “Con el panorama más claro y con más precisión sobre los alcances del blanqueo, quien estaba decidido a participar, ahora sí va a ingresar. Las principales consultas que recibimos fueron de personas físicas y empresarios pequeños que quieren poner a trabajar ahorros que no pueden introducirlos en otro negocio en blanco que no sea a través de un sinceramiento de divisas como este”, amplió Bryn.


El Banco Central había estipulado que las entidades financieras deberían habilitar una Cuenta Especial de Depósito Cancelación para la Construcción Argentina (Cecon.Ar), que podrá ser en pesos y/o dólares, para ser utilizada exclusivamente por los clientes que adhieran al blanqueo. Gerardo Azcuy, fundador y director general en Azcuy, dijo: “La posible extensión del blanqueo a 90 días es una medida positiva para el sector ya que podría finalmente favorecer a que determinado público canalice y regularice su dinero a través de la construcción”. Azcuy aseguró que los resultados esperados para este blanqueo aún no se han visto y que eso “se debe a ciertas falencias en la organización e implementación de la norma, lo que generó procesos poco previsibles para la toma de decisiones y complicaciones para los inversores. Sin embargo, en el caso de extenderse los plazos, el blanqueo podría finalmente ayudar a impulsar al sector y dinamizar la economía.


Fuente: Infobae



8 vistas