Plan Canje Inmobiliario: qué es, cómo funciona y en qué casos conviene

De qué se trata esta tendencia que se está viendo cada vez más en el mercado para proteger el valor de los inmuebles.

En un país como la Argentina, donde la coyuntura no da respiro, el mercado se acomoda para buscar opciones convenientes que escapen a la difícil dinámica que plantea la macro.

Por eso, en contextos como el actual, el llamado Plan Canje Inmobiliario vuelve a surgir como una opción para beneficiar tanto a desarrolladores como propietarios.



¿QUÉ ES?

Es una estrategia que se da en el mercado del real estate para que los desarrolladores puedan acceder a terrenos y los propietarios vendan y saquen mejor provecho de sus propiedades, teniendo en cuenta el posible volumen edificable, y así evitar la desvalorización de su propiedad.

Este tipo de transacciones aplica especialmente para quienes cuentan con terrenos en Palermo, Belgrano, Recoleta, Núñez y Caballito (los barrios más buscados por los desarrolladores), aunque últimamente también se está viendo mucho entre argentinos con propiedades en Uruguay.

¿CÓMO FUNCIONA?

Básicamente, los desarrolladores buscar lotes con capacidad edificable y pagan con departamentos. Pueden ser casas, fábricas o PH que se pueden transformar en edificios.

A cambio, los propietarios puede recibir departamentos en ese mismo edificio a construir o unidades ya terminadas por el mismo desarrollador en otro emprendimiento.

El volumen del canje va a depender de la negociación entre ambas partes: hay algunos que devuelven los metros cuadrados viejos en metros cuadrados nuevos, otros ofrecen entre el 20% y el 30% de los departamentos construidos (por ejemplo, de un edificio de 10 pisos ofrecen entre 2 y 3) y algunos hacen un mix entre un adelanto en dólares y el resto en ladrillos.

Hay casos en los que se hace un canje total, que implica que el dueño accedió a vender su terreno a cambio de metros cuadrados construidos sin recibir dinero en efectivo.

Además, se estipulan cláusulas de compensaciones para mitigar la pérdida de ingresos del propietario durante el tiempo que dure la construcción.



¿CUÁNDO CONVIENE?

Factores como la pandemia, la implementación de la Ley de Alquileres y otros elementos coyunturales llevaron a que se diera un fenómeno de sobrestock de oferta en el mercado. Muchos propietarios están varios meses intentando vender y se enfrascan en procesos desgastantes y donde, sobre todo, pierden valor sus unidades.

Para este tipo de situaciones es conveniente pensar en acceder al canje. En lugar de tener vacío un local, o alquilar a precios no convenientes, o perder el valor de mercado de los inmuebles, aceptar un departamento nuevo como moneda de cambio termina siendo, si se negocia bien, un buen trato para los propietarios.


Fuente: El Cronista

13 vistas