Público local salva a los alquileres temporarios (buscan contratos cortos)

A la par de la pandemia, el mercado inmobiliario también atraviesa sus vaivenes. En específico el de los alquileres temporales que debió reformularse para atraer a otro perfil de interesados, teniendo en cuenta que los turistas extranjeros no llegan prácticamente hoy a la Argentina.


“Estamos teniendo muchos casos de argentinos que vendieron sus casas y están en una transición para mudarse al exterior y nos han alquilado temporarios. Es increíble la cantidad de casos así que tenemos”, aseguró Dario Rizzo, CEO de Alternativa Propiedades. “Hay gente que, por ejemplo, se va a vivir a Europa y todavía no puede ingresar o está viendo de qué manera va a tramitar esa mudanza, entonces opta por alquilar temporarios”, sostuvo. Así como la oferta cambió, ya que debió pesificarse en muchos casos para atraer a un público local, también se modificó la demanda. “En los últimos meses se amplió el perfil. Además de los estudiantes universitarios extranjeros que decidieron permanecer en Buenos Aires aunque estén cursando a distancia hay profesionales que necesitan instalarse temporalmente cerca de sus trabajos o son trasladados por sus empresas para proyectos puntuales por un tiempo determinado. Y también muchos jóvenes a los que la opción del departamento totalmente equipado y con una sola factura les permite independizarse sin tener que montar un departamento de cero”, explicó Laura Matta, Head of Sales and Marketing de Casa Campus. “No requiere depósitos ni garantías. Los departamentos están completamente equipados, con los servicios funcionando: literalmente, lo único que tenés que hacer es acomodar tu ropa en el armario”, agregó.


Alquileres tradicionales versus los temporarios son para algunos el dilema que se les presenta hoy, dependiendo del estilo de vida, posibilidades económicas, gustos, etc. “Como en algunos casos los alquileres a tres años están mas caros que un temporario por el tema de la indexación de precios, estamos con un público local que elige este tipo de alquiler para vivir”, agregó Rizzo. A partir de la ley de alquileres, que establece contratos por tres años, muchos inquilinos optan por no atarse a ese plazo y hacer contratos más cortos en departamentos ya amueblados.


La contracara de esta situación, es la de aquellos propietarios a los que los inunda la incertidumbre. “Tenemos también propietarios con departamentos que están vacíos, que no los pueden vender, no saben si amoblarlos ó si alquilarlos por tres años, porque están esperando a ver qué pasa con la ley de alquileres, si se deroga o no”, explicó Rizzo. Con esto, se refiere a la presentación de un proyecto de Juntos por el Cambio encabezado por Alberto Asseff (PRO) que busca que se derogue en su totalidad la Ley 27.551 que modifica al Código Civil y Comercial respecto del contrato de locación, es decir la “ley de alquileres”. “Hay una tasa de propiedades libres muy alta. Desarrollares han terminado edificios, tienen unidades vacías, no las pueden vender, no alquilan a tres años ni quieren invertir en amoblamiento. Es un fenómeno que se esta viendo un montón”, finalizó Rizzo.

Fuente: Ámbito

2 vistas