Oportunidad en medio de la crisis: hay departamentos que bajaron hasta USD 30.000 en tres años

Desde el sector sostienen que es un buen momento para quienes disponen de ahorros. Ahora pueden acceder a unidades muy bien ubicadas que redujeron su cotización hasta en un 40 por ciento.



En un convulsionado mercado inmobiliario hay muchas opciones para quien dispone de ahorros en mano. Expertos sostienen que hubo disminuciones en cotizaciones de distintos inmuebles de Buenos Aires que rozan el 40% (según la necesidad del vendedor) y son una oportunidad para apostar por el ladrillo.


Actualmente la sobre oferta supera las 164.000 propiedades publicadas en los portales. Hay unidades que disminuyeron hasta USD 30.000 en tres años y se está frente a un escenario donde quien tiene el dinero avanza para poder obtener mayores quitas, aunque los vendedores no aceptan bajar mucho más porque entienden que ya convalidaron descensos importantes.


Tampoco los precios de los departamentos usados acompañaron la subida del dólar libre, pero sí en cambio se necesitan más pesos para poder acceder a la vivienda que hace un año atrás. O sea, para un dos ambientes que cuesta USD 70.000, se requieren $20.370.000 (a una cotización del dólar libre de $291, por ejemplo).


“No se puede pretender que el mercado de los departamentos usados acompañe la suba de precios del blue. La caída fue muy grande en los últimos tiempos y creo que están tocando su piso” (inmobiliario)

“Hoy no se puede pretender que el mercado de los departamentos usados acompañe la suba de precios del blue. La caída fue muy grande en los últimos tiempos y creo que están tocando su piso”, aclaró a Infobae un inmobiliario.


Desde el mercado advierten que los valores no seguirían bajando porque tampoco la inflación no da tregua.


“Nosotros creemos que el comprador sabe que los precios han bajado lo suficiente como para salir a comprar, con lo cual eso explica un poco el comportamiento en esta devaluación (a diferencia de las otras) en donde sí caía la demanda que esta semana volvió a realizar consultas después que se calme la suba de la divisa libre”, remarcó otro experto del sector.


La caída de los precios de las propiedades se experimentó tanto en unidades nuevas (un 20% en tres años) como usadas pero las viviendas que más ajustaron su valor fueron los departamentos por ser los que más ofertas presentan.



Debido al sobre stock y la falta de ventas la oferta inmobiliaria está en sus máximos históricos y hoy se consiguen, por ejemplo, departamentos de 3 ambientes en Palermo o Recoleta que antes costaban USD 160.000 en USD 130.000, en edificios de 35 años de antigüedad. En 4 ambientes, en Belgrano o Caballito en unidades de más de 30 años de antigüedad se consiguen departamentos que antes valían USD 180.000 en USD 150.000 o valuaciones próximas.


Una inmobiliaria que opera entre Almagro, Caballito y Villa Crespo, argumentó que “ahora que el efecto dólar se está calmando, hay más consultas y se concretaron algunas operaciones porque la gente se dio cuenta que guardar los verdes es como meter un helado en un cajón, se derrite. Y en tiempos complejos como el actual creo que es más aconsejable apostar por el ladrillo y sus oportunidades”.


Qué falta


Para que el mercado inmobiliario crezca, expertos sostienen que falta confianza y que la inflación se reduzca. Hay cautela y algo de expectativa luego de la asunción del nuevo ministro de Economía, Sergio Massa, quien entre las medidas anunció que convocará al Congreso de la Nación para que trate la prórroga de la Ley del Blanqueo para que esta normativa permita derramar dinero no declarado en la construcción de viviendas.


“Pero sería clave que el blanqueo también pueda utilizarse para la compra de departamentos usados, eso haría movilizar el mercado y creemos que muchos de esos inmuebles podrían volver a engrosar la oferta de alquiler que hoy es muy pequeña desde que rige la Ley N° 27.551″, opinó un bróker.


En términos de futuro, el mercado tiene todo para crecer, está prácticamente en un piso, y desde el piso se puede ascender en todos los aspectos, principalmente el corto plazo favorecer el sector que siempre existió, de inversores, de gente que invierte en un activo fijo de una propiedad de resguardo de valor.


“Por supuesto que pensando en el largo plazo, el único motor que realmente dinamiza y potencia el mercado es el crédito hipotecario y para nosotros es la herramienta que más promovemos desde el sector pero que claramente tiene validez con una macro economía ordenada o por lo menos un poco más ordenada, que permita también a entidades financieras abrirse a dar créditos a largo plazo”, concluyó un desarrollador que opera en Palermo, Colegiales y Villa Urquiza.



Fuente: Infobae

6 visualizaciones