Mudarse al verde: en medio de un mercado frenado, las alternativas “eco” lideran las búsquedas

Los precios de las propiedades bajaron un 25% en un año y los alquileres subieron en línea con otras zonas. En abril, las escrituras bajaron 6,3% respecto de marzo.


El mercado inmobiliario de la provincia de Buenos Aires siente los efectos de la recesión y la segunda ola de coronavirus. En abril, el relevamiento de escrituras del Colegio de Escribanos bonaerense registró una caída del 6,3% respecto de marzo, en línea con la merma informada en CABA, donde los actos notariales disminuyeron un 6,2 por ciento. Los datos del colegio bonaerense marcaron 6.967 compraventas en abril, contra las 7.432 del mes anterior. En cuanto a montos, en abril se operaron uno $27,5 millones, a un promedio de $3,9 millones por acto de compraventa. Desde la institución con sede en La Plata explicaron que no es válido hacer una comparación interanual pues en abril 2020 solamente se había registrado una operación, debido a las restricciones dispuestas por la emergencia sanitaria, en el inicio de la pandemia.


Diego Leandro Molina, presidente del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires, dijo a Infobae que: “La caída de abril frente a lo que se había registrado en marzo no es significativa y una posible explicación podría encontrarse en que durante los primeros meses del año se concretó un mayor número de operaciones porque se finalizaron compraventas cuyos trámites se demoraron en 2020 a causa de la pandemia. Fue totalmente atípico y algunas de las consecuencias que vimos fueron las dificultades para el traslado de las personas o el alargamiento de los plazos de diversos trámites”.


Escenario

Dentro del segmento, los precios de las propiedades en venta en la Provincia de Buenos Aires en sintonía con otros focos del país, disminuyeron un 25% en un año. “En las zonas del casco urbano de la ciudad de La Plata como en otras, el movimiento es muy poco fluido. Predomina el mercado de oportunidad. Se mantiene la búsqueda de lotes en barrios cerrados o semicerrados en la zona norte platense, que sostiene sus precios. También es sólida la demanda en lotes más económicos al sur, en la periferia, de 300 o 400 m2”, destacó Mirta Líbera, directora de la Federación Inmobiliaria de la República Argentina (FIRA) y presidenta de la Cámara Inmobiliaria de la provincia de Buenos Aires (CIBA)


Por lo informado, en las zonas rurales, las chacras y fracciones de campo han tenido mayor demanda, y en ese sector se registró un gran movimiento. Los valores de las parcelas para producción agropecuaria vienen en baja desde el inicio de la pandemia, situación que empujó la compra venta de lotes, en especial en el área norte y noroeste bonaerense. “Por parte, de las familias jóvenes, en su mayoría, se mantienen muy activas las búsquedas de verde, privilegiando lotes y viviendas en barrios privados y zonas de quintas a mano de buenos accesos, de conectividad fluida que permita teletrabajar y los servicios”, comentó Dolores Otero Rossi, martillera y miembro del área comunicacional de la CIBA. En La Plata, los valores estimados para la adquisición de lotes, son los siguientes: zona norte, entre 60.000 y 100.000 dólares; zona sur, entre 15.000 y 20.000 dólares.


Qué se puede hacer para reactivar

Existe preocupación en el sector inmobiliario, y se espera por el blanqueo (que derramará en las obras en construcción de pozo con un grado de avance inferior al 50%) y los posibles nuevos créditos que podrían lanzarse en un corto plazo atados ajustes por aumentos paritarios. Ambas medidas, dinamizarían la situación que vive el sector desde hace tres años. Molina, sostuvo, que, “en principio, creemos que para la reactivación del mercado inmobiliario el motor fundamental es el crédito hipotecario, que permite operaciones de propiedades tanto nuevas como usadas. Es importante destacar el valor que sigue teniendo el ladrillo como resguardo de la moneda, porque seguimos viendo que hay gente que cuando tiene un excedente lo canaliza hacia la compra de viviendas”.


En cuanto a los alquileres sucede algo similar a lo que pasó en CABA, está costando conseguir locaciones de viviendas de 2 a 3 dormitorios y bien ubicadas en los centros de las ciudades bonaerenses, en partidos como Escobar, Campana y Zárate, renovar el contrato, una vez concluido, registra subas que van entre 50 y 70 por ciento. La nueva ley 27.441 ha complicado a propietarios (poca rentabilidad) e inquilinos (que advierten fuertes aumentos y deben mudarse hacia zonas menos cotizadas perdiendo áreas de servicios a pasos de la casa, por ejemplo).


Ciudades

En Mar del Plata, una propiedad de un ambiente, sale entre 15.000 y 19.000 pesos; dos ambientes, entre 20.000 y 25.000 pesos; por cocheras, se piden entre 3.200 y 4.000 pesos; casas de 2 dormitorios, a partir de los 35.000 pesos; casas de 3 dormitorios, desde 42.000 pesos.


En Bahía Blanca: por departamento de un dormitorio, se piden $18.000 más expensas, y $20.000 si tiene cochera. Dos dormitorios, con cochera: $ 35.000 más expensas; un piso de 3 dormitorios con cochera $70.000; casa con patio, $50.000, y casa con espacio verde, 60.000 pesos.


En La Plata: por un departamento de un dormitorio, la locación oscila entre 12.000 y 15.000 pesos más expensas; dos dormitorios, entre $20.000 y 25.000 más expensas. Por un departamento de 3 dormitorios se paga entre $28.000 y 35.000 más expensas; por casas de 2 o 3 dormitorios en la ciudad en un rango de $40.000 a $50.000; y casas de categoría, con fondo, desde 70.000 pesos.


Mientras que el valor de las viviendas en ventas, en la provincia en los principales centros urbanos de La Plata, Pergamino, Bahía Blanca, Mar del Plata y Escobar, por ejemplo, oscilan entre USD 120.000 y 200.000, en promedio. Los departamentos de 1 dormitorio, entre USD 50.000 y 70.000, y los de 2 dormitorios, entre USD 72.000 y 85.000, en promedio. Líbera concluyó, que, “en cualquier lugar de la provincia, las variables que determinan el precio son: la ubicación, la calidad constructiva y el estado general de mantenimiento”.


Fuente: Infobae

9 vistas