Mercado hotelero. La nueva joya de la inversión inmobiliaria

Un informe de Newmark y The Innova Room analiza a fondo las oportunidades que ofrece un segmento del Real Estate largamente desatendido y con grandes oportunidades en nuestro país.



La inversión en el mercado hotelero, muy común en el mundo del Real Estate global, ha sido una oportunidad largamente desatendida en nuestro país. Sin embargo, los indicadores en términos tanto de ocupación como de precio presentan en la Argentina desempeños muy superiores a la media para el segmento upper upscale. Incluso, se trata de un rubro que ha mostrado una gran capacidad de recuperación en el período postpandemia.


La posibilidad de invertir en el mercado hotelero argentino recibirá un gran impulso a partir del acuerdo que recientemente firmaron dos empresas líderes: Newmark y The Innova Room. “El acuerdo permite unir recursos, ideas y conocimientos de dos compañías que comparten un ADN internacional, colaborativo, estratégico y personalizado”, señala Domingo Speranza, CEO de Newmark Argentina.


“El conocimiento y la experiencia de The Innova Room en el sector hotelero permite, en unión con la plataforma integrada de servicios y el alcance global de Newmark, obtener resultados eficientes para cada uno de los clientes”, agrega.


El expertise de ambas empresas permitirá afinar mejor el lápiz a la hora de definir las inversiones. Por lo general, la industria hotelera se suele analizar por la combinación de ocupaciones y precios. Pero en realidad, los especialistas aseguran que no son las únicas variables a considerar. “Detrás de cada hotel siempre hay un activo inmobiliario que define el éxito o el fracaso del negocio en el largo plazo.


Este aspecto, clave para el éxito del negocio, es pocas veces analizado por los inversores”, explica Francisco Gutiérrez de Arrechea, socio cofundador de The Innova Room. “Todas las variables son fundamentales y creemos que desde nuestro expertise en análisis de negocio, contar con un partner como Newmark, que tiene una red extensa y un profundo conocimiento del mercado inmobiliario, puede ayudarnos a prestar un servicio integral y garantizar el éxito de los negocios”, añade el ejecutivo.


Los números del mercado hotelero


Uno de los primeros resultados de la alianza entre Newmark y The Innova Room ha sido la elaboración del primer Reporte sobre el sector hotelero, que reúne todos los datos necesarios para conocer cómo está funcionando la industria de los 4 y 5 estrellas en la Argentina.


Algunas de las cifras y conclusiones más destacadas que aparecen en este informe son las siguientes:


  • En el mercado latinoamericano en general y en el argentino en particular, los hoteles de 4 y 5 estrellas representan un 15,71% del total del inventario.

  • Según datos del INDEC, en la Argentina hay 2590 establecimientos hoteleros, de los cuales 407 son de 4 y 5 estrellas.

  • En algunas regiones del país, los hoteles de 4 y 5 estrellas llegan a representar el 38% del total de establecimientos.

  • Hay en la Argentina 165 establecimientos de hoteles de 4 y 5 estrellas bajo cadena, que representan el 6.37% del total.



Nuevas formas de habitar hoteles


Una de las nuevas tendencias que está traccionando el crecimiento del sector, y que debe ser atendida si no se quieren perder oportunidades, es tanto el fenómeno de los nómadas digitales como los nuevos hábitos de los viajeros laborales.


Si bien disgregar el lugar de trabajo de la oficina como prolongar la estancia en un viaje con el fin de combinar la experiencia con un tiempo de ocio ya venían desde hace tiempo, se trata de fenómenos que se han acelerado tras el impacto de la pandemia. De este modo, los viajeros viven una experiencia de crecimiento personal a la vez que desarrollan una misión concreta en un lugar distinto a su residencia habitual.


Esta tendencia ha generado nuevos segmentos de clientes con necesidades que no están del todo cubiertas por los actuales productos de alojamiento. Los nómadas digitales, por ejemplo, van a requerir espacios de trabajo mejores que el escritorio de una habitación, buscarán conectar con otros viajeros y con personas locales.


Por ello, los lobbies se deben transformar en espacios más dinámicos donde poder alojar servicios de coworking, bar, alquiler de zonas de reunión o gestión de actividades externas como excursiones o aventuras, por ejemplo.



De igual modo, si un cliente va a permanecer durante una media estancia demandará mayor espacio habitable y de almacenamiento, vistas atractivas, servicios de lavandería, flexibilidad en el mobiliario para recibir a amigos y familiares y espacios de cocina, pero también restaurantes o locales de comida a domicilio variada y rápida.


En definitiva, un ambiente residencial pero con servicios hoteleros. Esta tendencia se está extendiendo, incluso, a destinos que aprovechan para posicionarse a partir de la desestacionalización de la demanda y conseguir así mayor estabilidad de ingresos en el tiempo.


“El sector inmobiliario no es ajeno a lo que le pasa al resto de las industrias, que están cada vez más sofisticadas y segmentadas. En ese contexto, desconocer al sector de la Hotelería o del Hospitality nos parecía que era desatender un negocio muy importante.


Los edificios más costosos de cualquier ciudad son los hoteles y no tener allí un servicio y una plataforma para atender a estos clientes nos parecía dejar de lado un sector muy importante del negocio de la economía”, concluye Domingo Speranza.



Fuente: La Nación

29 visualizaciones