Más crisis para los locales comerciales porteños y crece el interés de migrar hacia los barrios

La tendencia se orienta a espacios más chicos entre 60 y 100 m2, muchos son utilizados como depósitos por el crecimiento de las ventas online. Alimentos, farmacias y delivery motorizan los alquileres.


Tanto la pandemia como la coyuntura económica generaron una tendencia que avanza desde el año pasado: la reconfiguración de los locales comerciales. La expansión de las ventas online también es una de las razones para que muchos dueños de negocios tengan que migrar hacia otros barrios, dejando el Centro porteño y focos principales, o directamente busquen inmuebles en alquiler para utilizarlos de depósitos más que para exhibir y comercializar sus artículos. Los expertos del segmento cuentan que las búsquedas se orientan a locales más chicos, de proximidad, predominando pedidos que oscilan los 60 a 100 m2 en las periferias, y 120 a 200 metros cuadrados (m2) en las arterias principales.


Antonio Ginevra, presidente de Aranalfe Propiedades, comentó a Infobae: “Cuesta conseguir demanda para los grandes locales. Y los negocios gastronómicos tienden a alquilar en zonas que tengan conexión exterior o vereda, por lo tanto los inmuebles que carecen de esta posibilidad son difíciles que se vuelvan a ocupar para el mismo destino”.

Entre marzo y abril la cantidad de locales vacíos se incrementó un 65,6% en comparación con el mismo bimestre de 2020, cuando se inició la cuarentena, dato que surge del relevamiento que realiza la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC). “A pesar de la situación, en su mayoría tenemos pedidos por locales entre 150/300 m2, dependiendo de las características técnicas que requiera cada rubro. También hay un boom en el rubro de e-commerce por depósitos cercanos a la Capital como dentro de la misma ciudad”, dijo Jorge Gayoso, de la división corporativa de locales comerciales en L. J. Ramos Brókers Inmobiliarios.


Otras fuentes estiman que quienes son propietarios de los espacios tendrán que hacer adecuaciones si desean alquilarlos en breve. Argumentan que por el efecto de la reconfiguración, no será tan necesario disponer de amplias marquesinas o lugares para mostrar la ropa, en el rubro indumentaria. Los que demandan exigen mayor disponibilidad de m2 para almacenar y una salida más cómoda para los paquetes que se tengan que transportar al domicilio de los usuarios finales.


Leve mejora en el primer cuatrimestre de 2021

Desde el Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cicicba) informaron que el 89% de los alquileres comerciales se abonaron con normalidad durante este tiempo en la ciudad. Marta Liotto, vicepresidenta de la entidad, comentó a Infobae que “hubo un leve repunte del 8% en cantidad de nuevos contratos de alquileres comerciales durante el primer cuatrimestre de 2021”. A la vez, que recordó, que en 2020 cerraron 27.000 locales, “y sólo volvieron a abrir un 3% para negocios de artículos esenciales o alimenticios, como verdulerías, granjas, carnicerías, lácteos, casas de empanadas y delivery en general. Las grandes marcas que se fueron de los shopping hicieron acuerdos en algunas esquinas emblemáticas”, amplió.


Para mitigar la presión tributaria, desde Cucicba le pidieron recientemente al Gobierno de la Ciudad, que para los nuevos contratos de alquiler comercial los dueños de los negocios estén exentos del pago de impuestos de ABL e Ingresos Brutos por 3 años. Boedo, Parque Patricios, Colegiales y Villa Crespo son los que podrían captar la demanda. Las avenidas que sufrieron el cierre de sus locales por el impacto de la pandemia durante 2020 y que ahora están volviendo a ocuparse nuevamente son los locales cercanos a Cabildo y Juramento, Triunvirato y Olazábal, Santa Fe y Coronel Díaz, Rivadavia y Acoyte. Ginevra, amplió: “Quienes dinamizan las búsquedas son los dueños de negocios de productos alimenticios, farmacias, rodados, casas de decoración y afines. Algunos de estos, con preferencia en lugares cercanos a cada plaza de barrio”. Los especialistas coinciden en que no se avizora un nuevo polo de locales. La zona de Mataderos, sobre Emilio Castro, como Avenida Caseros en Parque Patricios, reconfiguran su imagen con locales gourmet en su gran mayoría.


Precios y Microcentro

El precio de las locaciones de inmuebles se mantiene estable, pero si se toma en cuenta lo anual, la disminución oscila en un 20% promedio. Hoy, por ejemplo, por 150 m2, en la Avenida Córdoba al 4400, se solicitan 85.000 pesos por mes, y en Hipólito Yrigoyen al 1400, en Monserrat, por uno de 180 m2, se piden 65.000 pesos. “En el corazón de Caballito hay valores de promedio de 10 dólares por m2 (siempre hay excepciones), tratándose de un barrio prácticamente sin vacancia. Se nota una baja en los valores de cánones, aunque no es sustantiva en su gran mayoría. La inflación juega su papel empujando de a poco los valores hacia el alza, aunque siempre hay puntos estratégicos que por su sola presencia tienen una plusvalía”, detalló Gayoso.


El foco más complicado lo integran el Centro y Microcentro, donde muchas marcas ante la menor circulación de empleados en las oficinas y turistas, no necesitan estar sobre las arterias comerciales. “Las más perjudicadas son las grandes firmas de indumentaria y calzado, aunque en algún momento van a volver a demandar, pero no tantas sucursales como solían tener. Las empresas de servicios también se van achicando, tanto en locales como en metrajes, tendiendo a evitar que la gente tenga que ir a cada negocio de manera presencial, dando prioridad a resolver su compra de manera online”, concluyó Ginevra.


Fuente: Infobae

9 vistas