Ley de Alquileres:qué puntos separan al oficialismo, la oposición y demoran el debate en el congreso

Los diputados empiezan a cerrar el debate en comisión pero no habría consenso y se presentarían dos dictámenes diferentes. De qué se tratan.


El debate de comisión sobre la reforma de la Ley de Alquileres en la Cámara de Diputados se define este miércoles pero sin el consenso que en un principio pretendían alcanzar el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, que presentarán dos dictámenes separados donde la principal diferencia estaría en la duración de los contratos.


La Comisión de Legislación General que preside Cecilia Moreau (Frente de Todos) se reúne a partir de las 14:00 para escuchar a los diputados que presentaron proyectos referidos a la Ley 27.551 y dar a conocer las propuestas que pasarán a la firma. Se trata del último paso antes de la votación en el recinto, con fecha a confirmar.


La intención inicial de arribar a un dictamen acordado se complicó con el correr de los días y según pudo saber iProfesional de fuentes parlamentarias habría dos propuestas: la del Frente de Todos apuntaría a fijar beneficios impositivos para estimular la oferta de inmuebles para alquiler y la de Juntos por el Cambio propondría reducir de tres a dos años el plazo para los contratos.


El artículo de la ley vigente desde junio de 2020 que estableció tres años de duración para los contratos fue uno de los ejes del debate en la comisión, por donde pasaron más de 130 invitados. Mientras el sector de las inmobiliarias reclamó volver al esquema previo de dos años, las agrupaciones de inquilinos pidieron dejar el plazo como está.



Dos propuestas para cambiar la Ley de Alquileres: ¿de qué trata la del oficialismo?


Tanto los diputados del Frente de Todos como los de Juntos por el Cambio mantienen en reserva el detalle fino de sus respectivos dictámenes para no generar especulaciones que afecten aún más al ya dañado mercado de alquileres y porque no descartan que haya negociaciones hasta el día mismo de la sesión.


Fuentes del bloque oficialista indicaron a iProfesional que la idea es proponer "un dictamen a partir de todos los proyectos que hay presentados" y precisaron que "va a tener principalmente beneficios para quienes pongan viviendas en alquiler, que es lo que los expositores reflejaron con un problema, la poca oferta".


Si bien las fuentes consultadas descartaron que el dictamen se base en uno solo de los proyectos impulsaos por esa bancada, la última iniciativa que surgió de allí fue la del santafesino Eduardo Toniolli dio una pista. Ese proyecto propone que los inmuebles locados "estarán excentos del cómputo para el pago del impuesto sobre los Bienes Personales".


La propuesta del oficialismo no modificaría el plazo de los contratos. Dentro del bloque hubo varios diputados que pidieron no modificar ese punto porque buena parte de las agrupaciones de inquilinos consideraron que esa duración les daba más previsibilidad.



¿Qué cambios planteará la oposición?


En la vereda opuesta, la postura mayoritaria en Juntos por el Cambio es que se debe cambiar ese punto de la Ley 27.551, así como el ajuste anual del precio determinado por la combinación del índice de variación salarial (RIPTE) y de los precios (IPC). "Estamos revisando esos dos artículos", confirmó a este medio una fuente de la principal bancada opositora.

Así, el dictamen que presentará la oposición plantearía como elemento central volver a los contratos de dos años y establecer ajustes semestrales, según indicaron las fuentes consultadas. La idea en estudio es que ese aumento no esté indexado por inflación como ocurre actualmente.


La eliminación del ajuste anual y la reducción del plazo de los contratos fue el principal reclamo de los corredores inmobiliarios, quienes aseguran que esos dos puntos generaron la escalada de precios de los últimos meses y el retiro de inmuebles del mercado locativo.


No obstante, en el Frente de Todos también había voces que proponían cambiar estos dos puntos. Entre ellas estaba la del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. Esa postura habría quedado finalmente en minoría dentro del bloque oficialista, aunque el debate no está cerrado.



Las modificaciones clave para las inmobiliarias y el reclamo de los inquilinos


A pesar de las coincidencias iniciales que se expresaron a fines de marzo, cuando comenzó el debate de comisión, las diferencias entre los dos actores principales del mercado de alquileres no tardaron en surgir con el correr de las reuniones de la Comisión de Legislación General.


En la previa a la reunión definitiva, el Colegio Profesional Inmobiliario (CPI) insistió en la propuesta de reducir los contratos a dos años de duración y que la actualización de los valores se haga "según el acuerdo entre las partes".


La presidenta de la entidad, Marta Liotto, señaló: "Los corredores inmobiliarios somos conocedores de la situación que está atravesando el mercado locativo de viviendas, pero si modificamos los dos puntos mencionados puede mejorar la oferta de inmuebles".


Por su parte, la organización Inquilinos Agrupados, insiste en que hay que "defender" la ley actual porque los aumentos de precios no tendrán ninguna regulación y la reducción del plazo de los contratos les quitará previsibilidad a quienes alquilan, según afirman. "No queremos que se modifique el plazo de tres años ni la actualización y todo el mercado inmobiliario está pidiendo eso", sostuvo Gervasio Muñoz, titular de la entidad al presentarse días atrás en la comisión. Las agrupaciones de provincias del interior respaldaron esa postura.



Fuente: IProfesional

8 visualizaciones