Las herramientas digitales hoy potencian las inversiones inmobiliarias a distancia

El Real Estate también tuvo que readaptarse a los tiempos de pandemia. Las operaciones pasaron a ser 100 por ciento digital desde cualquier lado del mundo y la tecnología es la gran aliada. El Covid-19 aceleró la digitalización en el sector inmobiliario. Se trata de una tendencia que se venía dando antes del comienzo de la pandemia, pero que el impacto repentino del Covid-19 aceleró esta transición hacia lo digital. ¿Cuáles son las principales modalidades y usos digitales que llegaron para quedarse en el mercado inmobiliario? El Real Estate también tuvo que readaptarse a los tiempos de pandemia. Las operaciones pasaron a ser 100 por ciento digital desde cualquier lado del mundo, es lo que está sucediendo, por ejemplo, con los inversionistas argentinos–pequeños ahorristas y grandes inversores–, donde por medio de la tecnología, siguen apostando al sector inmobiliario, especialmente, en los Estados Unidos.

Desde que comenzó la pandemia, crecieron las consultas sobre proyectos inmobiliarios y la concreción de operaciones de argentinos en Estados Unidos. Tuvimos un 55% de aumento en inversores respecto al 2018, mientras que en 2020 advertimos un incremento del 117% respecto al año anterior. De estos inversores, 77% fueron argentinos. Durante 2021, seguimos viendo un aumento en las consultas (+250%) en el primer trimestre, respecto al segundo semestre del 2020.

Del Real Estate al Digital Estate

Entre los principales canales de consulta aparecen las websites, a las que llegan mayoritariamente por Google, y también a través de las redes sociales. Antes la información circulaba más que nada de “boca en boca” y hoy se amplía a los canales digitales. Así, los potenciales inversores utilizan los buscadores y a través de las palabras clave pueden llegar a las páginas web sin conocer los proyectos. Desde hace tiempo, las redes sociales se transformaron en un canal de comunicación muy importante para la sociedad y en todos los ámbitos, un post en Instagram puede llamar la atención de un potencial cliente. Es un acercamiento muy personalizado y además, cualquiera puede acceder rápidamente a la experiencia vivida por otras personas. Las redes sociales se transformaron en una vidriera virtual que puede potenciar positiva o negativamente un negocio, el sector real estate no es ajeno a esta realidad y nueva forma de comercialización.


Una vez que los prospects nos contactan, se les asigna un agente inmobiliario para asistirlo, comentarle sobre el proyecto por el cual consultó, y resolver sus inquietudes. Las principales dudas e inseguridades a los que hay que dar respuesta a la distancia, están relacionadas a las características del proyecto, la rentabilidad, y cómo funciona el proceso de compra o inversión a distancia. También solicitan material fotográfico y/o audiovisual del proyecto en cuestión. En el sector inmobiliario a veces también se utilizan visitas virtuales o renders 3D, de tal forma que el interesado puede recorrer los proyectos como si estuviese viéndolo en vivo y en directo.


Mientras que los viajes durante la pandemia se restringieron, muchos inversores que anteriormente hubiesen preferido viajar a conocer personalmente el Desarrollo y al agente, han optado por utilizar videollamadas para generar esa sensación de confianza que necesitan en el momento de toma de decisiones. Zoom, la herramienta para realizar videoconferencias pasó de tener 10 millones de usuarios diarios en diciembre del 2019 a 300 millones en abril del 2020. En el caso del sector inmobiliario, se utiliza para interactuar con los clientes. Frente a la imposibilidad de realizar conferencias presenciales , otra herramienta que ha crecido mucho en el sector del Real Estate es el webinar, un tipo de conferencia web que se utiliza para compartir información, dar una charla o seminario, o un curso, de manera online. En estos espacios virtuales, se suelen reunir expertos del sector inmobiliario, desde desarrolladores o agentes, hasta abogados de inmigración, arquitectos, u otros especialistas para tratar ciertos temas de interés para el sector.


Además de las consultas virtuales por Instagram y la página web, y la asistencia virtual entre agente inmobiliario y prospect mediante Zoom o Whatsapp, una vez que un lead decide seguir adelante con la compra, el resto del proceso también se hace de manera remota. El armado de la LLC y la apertura de la cuenta bancaria en Estados Unidos, pueden hacerse desde Argentina o cualquier otro país. Asimismo, el cierre de la operación se puede realizar a la distancia, sin necesidad por ejemplo de viajar a Florida para firmar los contratos, ya que éstos se resuelven de manera electrónica a través de DocuSign. La coyuntura potenció el uso de herramientas digitales de generación prospect en el ámbito inmobiliario, tendencia que ya se visualizaba prepandemia. A más de un año de conocerse los primeros casos de covid-19, se advierte que la practicidad de realizar las operaciones de manera digital y remota, perdurará en el tiempo y pasará, simplemente, a normalizarse como una nueva forma de hacer negocios.

Fuente: Perfil

11 vistas