Invertir en Uruguay: inmobiliarias de ese país cruzan el charco y desembarcan en la Argentina

No solo abren sus propias oficinas en el país sino que hacen alianzas con jugadores locales para comercializar los inmuebles sin la necesidad de viajar. Hay boom de demanda y los argentinos lideran el ránking,

En busca de inversores argentinos, cada vez más inmobiliarias uruguayas buscan desembarcar en el país. Durante la pandemia, muchas generaron acuerdos comerciales con colegas del otro lado del río para facilitar la compra de inmuebles en el país vecino. Ahora, ante el boom de consultas, no solo se afianzan estos convenios, sino que hasta deciden abrir sus propias oficinas en la Argentina.

"Resulta muy difícil penetrar en la Argentina porque es un mercado muy grande. Lo que hicimos fueron algunos acuerdos con inmobiliarias locales que puedan replicar lo que nosotros estamos haciendo", cuenta Fabián Kopel, director de la inmobiliaria y desarrolladora Kopel Sánchez.

Ahora, con la apertura de fronteras para los extranjeros propietarios y la inminente habilitación, a partir de noviembre, para el resto de los turistas, desde Uruguay, ya esperan un aluvión de argentinos. "Hay mucha demanda contenida. Estamos teniendo muchas consultas y se están cerrando muchas operaciones de la mano de argentinos", explica.

Si bien, para la inmobiliaria, los inversores argentinos son un plus dentro de sus clientes habituales (uruguayos), la firma ya estudia desembarcar en el país. "La demanda es muy grande. Vamos a estar inaugurando una oficina en la Argentina. Estamos trabajando para eso porque creemos que es fundamental", remarca Kopel.



Montevideo se convirtió en la ciudad más buscada por los argentinos a la hora de comprar inmuebles en el país vecino. Destronó a Punta del Este. Las viviendas Promovida se afianzan en la capital uruguaya como una buena opción de inversión con precios accesibles, expensas económicas y un retorno por alquiler que ronda entre el 5% y el 6 por ciento.


"Un monoambiente en una torre de Carrasco tiene un precio de u$s 100.000. Un dos ambientes con cochera cuesta u$s 140.000y se trata de unidades con una ubicación privilegiada y en un edificio con gran cantidad de amenities pero con expensas accesibles", indicó Kopel.

Para las desarrolladoras argentinas que construyen en Punta del Este o Montevideo, concentrarse en los inversores extranjeros parece más sencillo.

"Nosotros tenemos oficinas en Pilar y siempre hay inversores argentinos que compran en Montevideo.

"Tenemos aceitada la dinámica de compra. Vendemos desde la Argentina y tenemos clientes desde todas las provincias", agrega Ricardo Mataloni, director comercial de Vitrium Capital.


El empresario inmobiliario explicó: "Operamos la venta directa desde la desarrolladora y tenemos una red de comercializadoras en Uruguay y en la Argentina -sobre todo, en las provincias- para captar inversores".



Sin embargo, en pandemia, las herramientas digitales fueron un gran aliado. "Nos manejamos con plataformas digitales, lo que permite sumar inversores de todo el mundo. Y hacemos firmas digitales, por lo que no es necesario ni siquiera viajar", resalta.

Al igual que su colega, "este año, sumamos muchos puntos de ventas en las inmobiliarias del interior del país; entendemos que muchas personas quieren hacer estas operaciones de forma presencial".



Para Roberto Vivaldo, presidente de Century 21, en la Argentina es una realidad que "las inmobiliarias uruguayas están buscando alianzas con jugadores claves del mercado local porque no se quieren perder las inversiones de manos de argentinos".

Al tratarse de una red que opera en 86 países, para la conexión y las transacciones entre países, es más sencilla. "Todo se hace de forma digital. . Es un instrumento interno que se tornó esencial en tiempos de pandemia", agrega.



Hoy, a diferencia de hace dos años, quienes buscan comprar en Uruguay lo hacen sin siquiera viajar. "La mayoría de nuestros clientes se focaliza en hacer toda la operatoria desde acá. También, entendiendo que el sistema uruguayo es más flexible y permite desde firma digital hasta la apertura de una cuenta sin tener que estar de forma presencial", concluye Vivaldo.


"Los inversores, a diferencia pre-pandemia, son pequeños. Buscan invertir en promedio u$s 80.000 y hoy la vedette es Montevideo, desplazando a Punta del Este", finaliza el experto.


Fuente: El Cronista

11 vistas