top of page

Inmobiliarias hablan de "año bisagra" y anticipan qué pasará con los precios de las propiedades 2023

Distintos actores del sector inmobiliario comparten su balance del 2022 y sus proyecciones para el próximo año. Todos coinciden en que habrá oportunidades.



El 2022 evidencia una recuperación en relación a 2021, en cuanto a operaciones concretadas y se espera que en 2023 esta se afiance todavía más. El máximo de escrituras de compraventa mensuales que registró el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires este año es de 3369. Las mismas se realizaron en noviembre.


El presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Alejandro Bennazar, explica que 2022 terminó con niveles de escrituración similares a 2015 o 2016. Considera que la tendencia de venta en el último tramo del año fue dentro de todo buena.


Mercado inmobiliario: ¿se recuperará en 2023?


Bennazar señala que 2023 es un año bisagra, donde empezaría un amesetamiento de la caída del valor y empezaría una recuperación incipiente. "2024 y 2025 deberían ser años más alentadores", reflexiona.


En esta línea el CEO y cofundador de la proptech argentina, Mudafy Franco Forte, dice: "En 2023 esperamos que se afiance la recuperación que evidenciamos en 2022. No obstante, si bien el 2023 será un año electoral, no hay señales contundentes de que las tendencias que estamos viendo vayan a registrar grandes cambios. Esperamos que haya un pequeño aumento en la cantidad de transacciones".


El presidente de la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (CAMESI), presidente de Keymex Argentina, abogado y escribano Mariano García Malbrán sugiere que el pronóstico sobre lo que ocurrirá en el mercado irá de la mano del contexto político y económico argentino y por supuesto de la recesión mundial que se espera para 2023.


"A pesar de todo esto, el 2023 será un año mejor que el 2022 en el mercado inmobiliario argentino porque va a ser el año de las oportunidades. Los actores principales en el sector del real estate (vendedores, compradores, desarrolladores, inversores, corredores inmobiliarios y constructores) son conscientes de que es un momento excelente para comprar inmuebles o realizar desarrollos inmobiliarios. Los precios en dólares de los inmuebles se encuentran en un piso histórico en determinadas ciudades y ubicaciones, este es el mejor momento para comprar en casi 20 años", expresa.



En cuanto a las expectativas 2023, la directora Comercial de Grupo Coria, Daniela Pérez de Graffe, dice: "Esperamos que se mantenga la reactivación de estos últimos meses de las ventas en CABA. También se siente más movimiento en zona norte y esperamos que continúe, pues con el valor de venta de una propiedad pequeña en algún barrio céntrico de CABA, en Pilar se puede comprar casi el doble de los metros cuadrados, con financiación en pesos a 10 años y con muchísimos más amenities y servicios para disfrutar a probablemente la mitad del valor de expensas".


¿Qué pasará con los precios del sector inmobiliario en 2023?


Desde Mudafy creen que los precios en dólares se van a mantener. "Para que los precios suban, tendría que subir la demanda, a través de nuevos créditos o mayor estabilidad y un peso más fuerte, pero no vemos que vaya a haber un cambio radical en el corto plazo. Por otro lado, para que los precios bajen, debería aumentar la oferta o disminuir la demanda. En cuanto a la demanda, ya estamos en mínimos históricos y la tendencia es creciente, por lo que tampoco creemos que vayan a bajar", comenta Forte.


El expresidente del Colegio Profesional Inmobiliario, Armando Pepe, señala que los precios en dólares bajaron entre un 25% y un 30%. Él no cree que puedan bajar más porque se está vendiendo por abajo del costo. Es decir, no hay valor de reposición.


En Mudafy creen que las oportunidades estarán en la compra de unidades destinadas a alquiler temporal, ya que hoy en día es posible conseguir alrededor de un 10% de rentabilidad anual. Además, observan que todavía hay oportunidades para comprar propiedades a bajo precio y aumentar considerablemente su valor con una pequeña inversión. "Obviamente, hablamos de oportunidades que duran muy poco en el mercado, porque los compradores están atentos a estos ingresos, pero que no dejan de estar disponibles", agrega Forte.


Sobre las oportunidades, García Malbrán agrega: "Hoy en muchas ciudades del país es posible comprar departamentos usados, en ubicaciones céntricas, por 700 o 800 dólares el m2 y desarrollos en pozo por 1.100 dólares el metro cuadrado. En los inmuebles de lujo, hay edificios en Puerto Madero que históricamente se vendieron a 8.500 o 9.500 dólares por m2, que hoy pueden comprarse en desarrollos de torres premium por 6.500 dólares y quizás por algo menos.


Siempre es recomendable ingresar a desarrollos inmobiliarios de empresas que tengan historia y respaldo y también contratar con corredores inmobiliarios que brinden la seguridad para la realización del negocio jurídico. Comprar hoy en edificios en construcción o en pozo va a generar a los inversores, en un plazo breve, una plusvalía impensada".



Fuente: IProfesional

6 visualizaciones
bottom of page