Este es el grave efecto que provoca la ley del alquileres en el mercado inmobiliario

Nicolás Cox, CEO de la consultora inmobiliaria CBRE para Argentina y Chile, aseguró que el mercado de oficinas se redefinirá después de la pandemia. Las oficinas serán más parecidas a cafés donde interactúan personas, que a las estructuras tradicionales con un sinnúmero de escritorios, aseguró Cox. El ejecutivo afirmó que el cepo al dólar y la ley de alquileres provocan que el mercado inmobiliario esté subofertado. Cox dijo que esa situación continuará por la falta de seguridad jurídica e impositiva en la Argentina que cierra el mercado a las inversiones internacionales.


El siguiente es un resumen del reportaje de iProfesional:


-¿Cómo influyen la brecha y el cepo al dólar en el mercado inmobiliario?

La consecuencia más crítica es que bloquea el acceso de Argentina al mercado de capitales. Cuando los inversores internacionales ven que no pueden saber si accederán a su inversión, se cierra el mercado. Esto aumenta los precios, es una distorsión, porque afecta la rentabilidad. Buenos Aires está subofertado en todo el mercado inmobiliario: oficinas, hoteles, depósitos. Pero es muy difícil que la oferta aumente si no hay acceso al mercado de capitales. La nueva ley de alquileres permite rescindir sin costo y aumenta el riesgo para los propietarios


-¿Qué está pasando después de la sanción de la ley de alquileres?

El efecto más inmediato es una paralización de todo el mercado, ya que hay mucha incertidumbre. Muchos van a querer salir del mercado de alquileres y vender sus propiedades. Esto va a aumentar la oferta en el mercado y bajar los precios, por lo que también muchas personas querrán dejar de pagar alquileres y comprar su casa propia.


-¿Qué efecto tendrá el registro de alquileres de la AFIP en el mercado?

El registro aumenta la carga burocrática. Esto no se nota mucho en un contrato a largo plazo, a tres años. Pero en los Wework, que los contratos son de 2 semanas e incluso de algunas horas, el tema de costos trepa exponencialmente y perjudicará al usuario porque se trasladarán a los precios.


-¿Hay seguridad jurídica en la Argentina para el desarrollo de un mercado inmobiliario?

El problema es que hay algunas leyes que crean interrogantes. Firmamos un contrato a 10 años, pero el inquilino lo puede rescindir en cualquier momento sin ningún costo. Esto dificulta la llegada de capitales internacionales. Se abre un espacio para inversores que están acostumbrados a lidiar con este tipo de riesgos, porque conocen a Argentina y apuestan al largo plazo.


-¿Qué se espera después de la sanción de la ley de fomento a la construcción?

Cualquier ley que fomente la construcción está destinada a mover el mercado inmobiliario. En Argentina hay una reforma impositiva casi cada año y eso aleja a los inversores internacionales


La reforma impositiva


-El Gobierno está hablando de una reforma impositiva, ¿hay temor en los propietarios de inmuebles para inversión?

En los últimos 5 o 6 años hubo 3 o 4 reformas tributarias en Argentina. Esto afecta la seguridad jurídica. No hay reglas de juego si los impuestos pueden cambiar todos los años. Además, hay 165 impuestos en el país. Y las reformas se hacen para aumentar la recaudación. Eso va a ser perjudicial, ya que va a desalentar la inversión en el mercado inmobiliario.


-¿Cómo golpea la inflación en los alquileres?

Obliga a tener que reflejar muy bien en el contrato el ajuste que hay que hacer para no perder plata frente a la inflación. La ley de alquileres tiene previsiones en ese sentido que no serán beneficiosas para ninguna de las partes. Regular los contratos es perjudicial para el mercado.


¿Los alquileres comerciales y de oficinas empezaron a recuperarse tras los efectos de la cuarentena?

En el largo plazo, hay un mercado subofertado, y eso será una presión para subir los precios. En el mundo se está analizando cuál va a ser el uso de las oficinas, con el alza de los precios y las ventanas que se abrieron para reducir espacio con un trabajo que combine trabajo presencial y home office. Se va redefinir la utilización de oficinas, pero no en la proporción que se pensaba. Seguirán siendo espacios claves, donde se forja la cultura de la empresa y es más fácil entrenar a las personas. Sí va a haber un cambio en el uso de los espacios. Las oficinas van a ser más parecidas a un café donde interactúan personas que la estructura de un sinnúmero de escritorios.


Fuente: iProfesional

1 vista