Empresas se dolarizan con la compra de oficinas: precios de los nuevos proyectos

Como forma alternativa de dolarizarse, las multinacionales comienzan a comprar espacios de trabajo en nuevos edificios de alta gama. Este año, se incorporan unos 900.000 m2. Cuáles son los más buscados.


Las oficinas -junto a los locales comerciales- fueron uno de los segmentos del Real Estate más afectados por la pandemia en el mundo, principalmente con la incertidumbre que generó la adaptación que demandaría este tipo de propiedades bajo la nueva normalidad. Pero en la Argentina, ese golpe está acompañado por restricciones cambiarias que llevaron a empresas multinacionales a buscar diferentes formas alternativas de dolarizarse y una de ellas es la de compra oficinas en edificios premium.


La salida a la venta de la Torre de YPF en Puerto Madero es uno de los últimos movimientos para aprovechar esta tendencia. La petrolera busca hacerse de unos u$s 400 millones, una cifra que solo pueden afrontar grandes jugadores del mercado. Justamente, movimientos en esas línea se vieron en los últimos meses de restricciones cambiarias en casos como el de IRSA, que le vendió a Dow la torre Bouchard 710 por u$s 87,2 millones y se desprendió de todos los pisos que le quedaban en la torre Boston (otra obra de Cesar Pelli, como la de YPF). Fueron unos siete pisos que costaron cerca de u$s 40 millones.


La demanda se observa también en otras grandes torres que todavía reciben interesados como el Centro Empresarial Libertador, un emprendimiento de alta gama de Raghsa (la dueña de los Le Parc) que está adaptado a la pandemia con la inclusión de detalles como recambio de aire completo, luz ultravioleta y otros dispositivos. O incluso el 200 Della Paolera de la firma comandada por Eduardo Elsztain, una torre de 30 pisos en Catalinas que está prácticamente toda ocupada.


José Viñas, Director de Brokerage de Cushman & Wakefield, explicó que el interés de las empresas por este tipo de oficinas se registró con más fuerza en los últimos meses. "Hubo importantes operaciones de venta de oficinas ya que algunas multinacionales, debido a las restricciones cambiarias, decidieron diversificar su cartera de inversión, dolarizando su excedente de pesos a través de la compra de espacios clase A", dijo. En el mercado, de hecho, la tendencia recuerda lo que sucedía en los primeros años de la década pasada, cuando el cepo cambiario de 2011 y 2015 llevó a las empresas a buscar formas de protegerse de la inflación con un excedente de pesos ante la imposibilidad de girar divisas.


Hoy “los espacios más buscados fueron aquellos que contaban con mejores condiciones de entrega y que no implicaban inversiones importantes para ser ocupados” agregó Viñas y destacó la disponibilidad de metros en edificios de última tecnología ubicados en el Corredor Panamericana y en la Zona Dot ofreciendo nuevas posibilidades para las empresas que buscan ubicarse en zonas no céntricas y con mayores opciones de esparcimiento.




El 2020 cerró con una vacancia de 12,7%, lo que significa un incremento del 17,6% en espacios de trabajo vacíos en comparación con el trimestre anterior. "La vacancia en ascenso contribuyó a una ampliación en el margen de negociación y flexibilización en el precio de cierre", aseguran además los expertos de Cushman & Wakefield.


La mayor superficie disponible se encuentra en los submercados de Corredor Panamericana (39.253 m2 ), Puerto Madero (32.854 m2) y Catalinas-Plaza Roma (36.221 m2 ).


Oferta y Demanda

Durante el año pasado, la absorción de oficinas llegó a un total de 9024 m2 . En gran parte, esto se debió al ingreso de los edificios 200 Della Paolera y Centro Empresarial Libertador por lo que, la demanda concentró en la zona "no céntrica" un 62,9% del total.


En cambio, durante el último trimestre del año pasado, la mayor liberación de superficie se ubicó en Corredor Panamericana y Zona Dot. Allí se abrió nueva oferta hacia el norte de la ciudad para las empresas que buscan zonas menos tradicionales pero en edificios de última tecnología y con mayores ventajas de esparcimiento.


Los precios de las oficinas se mantienen relativamente estables según Cushman para el alquiler, en u$s 27,4 por m2 para los espacios Clase A. En los submercados de Libertador CABA se ubica en u$s 32 por m2 y en Catalinas-Plaza Roma en u$s 30,7 m2, los valores más altos del mercado.



Proyección

Lucas Desalvo, Gerente de Investigación de Mercado de Cushman & Wakefield comentó que la superficie actual en construcción incrementaría en un 14% el inventario de oficinas Clase A y que se espera que para el 2021 se entregue más del 70% de esa superficie, aunque podrían presentarse demoras debido a los protocolos COVID-19 que se han tenido que implementar desde la industria de la construcción. Y añadió que también hay en proyecto 622.095 m2.




Las expectativas están puestas entonces en los submercados donde habrá mayores crecimientos: como la Zona Dot (que aumentará 96,8%), Catalinas-Plaza Roma (74,76%) y Corredor Panamericana (+47,7%).


FUENTE: EL CRONISTA

1 vista