El sector inmobiliario proyecta 300.000 viviendas para los próximos dos años y una agencia hipotecar

Infobae reunió a funcionarios y entidades que trataron diversos temas de hábitat en la Argentina. Entre ambos prometen inversiones superiores a 400 millones de dólares

Cómo piensan atacar la problemática del hábitat, los planes lanzados por el gobierno nacional, lo urbanístico, tendencias, un nuevo plan crediticio, en qué nuevas propuestas trabaja la administración porteña, el fallido Blanqueo, entre otros temas, fueron los ejes de un encuentro virtual sobre la vivienda que organizó Infobae.

Formaron parte de la reunión Luciano Scatolini, secretario de Desarrollo Territorial del ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación; Álvaro García Resta, secretario de Desarrollo Urbano de la Ciudad de Buenos Aires; Darío López, presidente de la Sociedad Central de Arquitectos (SCA); y Damián Tabakman, presidente de la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos de la República Argentina (CEDU).

La charla comenzó con algunos "tironeos" entre los funcionarios públicos que marcaron diferencias en cómo financiar nuevos proyectos crediticios y como atacar la inflación. Luego, hubo puntos de encuentro y trazaron iniciativas conjuntas.



Números

El ministerio que encabeza Jorge Ferraresi lleva adelante en ejecución 45.973 viviendas. Y las compañías privadas, que integran la CEDU, cuentan en obras más de 1 millón de m2. Al sumarse las construcciones de viviendas públicas y privadas, la inversión prevista para 2022 y 2023, supera los 400 millones de dólares y se calculan que generarán 300.000 soluciones habitacionales.

“Para fin de año, estaremos superando las 110.000. Hasta hoy, entregamos más de 20.000 viviendas que incluyen las del programa Procrear que habían quedado inconclusas desde la gestión de Cristina Fernández de Kirchner. Lanzamos el programa Casa Propia Construir Futuro con un plan trienal”, dijo Scatolini.

Por su parte, la Ciudad de Buenos Aires presentó en enero la convocatoria abierta a convenios urbanísticos en la que tuvieron prioridad los proyectos ubicados en barrios del Sur (La Boca, Barracas, Parque Patricios, entre otros) y aquellos que hayan contemplado el desarrollo de parcelas en desuso o nuevas áreas verdes.

García Resta dijo que “esta convocatoria busca impulsar proyectos que generen espacios públicos y que promuevan la mixtura de usos teniendo en cuenta las necesidades de los distintos grupos etarios, que comprendan la perspectiva de género y prioricen la escala humana. Se presentaron más de 100 propuestas, y, las que cumplan con los lineamientos urbanísticos, serán tratadas en la Legislatura”.

Discusiones para pensar en lo efectivo

Según López, sobre los problemas que enfrenta la vivienda en nuestro país, hay dos cuestiones: por un lado el déficit cuantitativo, que tiene que ver con la cantidad de viviendas que se necesitan; y por otro, el problema cualitativo, la imposibilidad de acceso a la tierra.

“No alcanza con las leyes, falta articulación entre el Estado y los privados. La urbanización es un proceso de largo plazo. Vivimos en un país donde el 90% reside en las ciudades y un tercio en el AMBA, las políticas deberían apuntar a un fuerte impulso de las ciudades intermedias para buscarse una solución integral. Los planes Procrear dinamizan el empleo, pero con eso sólo no alcanza. Recomiendo tener una política habitacional que contemple las condiciones de vida y garantice la participación”, sostuvo López.

Por su parte desde la CEDU están trabajando en múltiples frentes para que los desarrolladores hagan su labor cada vez mejor.

Tabakman señaló que mantienen un diálogo permanente con el Gobierno en todos sus niveles, “para lograr incentivos en la construcción privada y destrabar los obstáculos burocráticos que aún existen. Estamos muy satisfechos con los avances que venimos teniendo”.

Blanqueo y un plan crediticio para venta y alquiler

En materia de mejorar el acceso a la vivienda, desde la CEDU impulsan el proyecto de créditos hipotecarios ajustados a los acuerdos salariales, que está en tratamiento en el Congreso de la Nación. “Además, estamos elaborando una propuesta para promover la inversión en viviendas destinadas al alquiler. Es algo que estamos trabajando con la Mesa de la Vivienda, que también integran la Unión Obrera de la Construcción de la República, la Cámara Argentina de la Construcción y la Asociación de Empresarios de la Vivienda y prevemos elevarlo al gobierno a la brevedad”, contó Tabakman.

Tanto el ministerio como el gobierno porteño dieron un apoyo explícito al proyecto de creación de una Agencia Hipotecaria Nacional promovida por la Mesa. El plan está en el Congreso para que sea tratado y las elecciones legislativas, frenaron las sesiones, y por ahora su tratamiento es incierto, situación que trajo quejas en el sector privado.

También fue magra la respuesta de los interesados en adherirse al Blanqueo propuesto para motorizar los emprendimientos en obras con menos del 50% de grado de avance, y los empresarios esperan que pasadas las elecciones de noviembre, se apruebe una prórroga.



Por su lado, Scatolini dijo que “el déficit habitacional por decisión del presidente Alberto Fernández se abordó al crearse un ministerio. Esto permitió incorporar ejes transversales como las políticas de Suelo, Planificación y Ordenamiento. Hay 11 provincias que están participando de estos programas, y se dictaron las primeras leyes que permitirán contar con regulaciones urbanísticas e instrumentos de gestión de suelo que puedan paliar el déficit”.

En los barrios de CABA

Desde el gobierno porteño destacaron que en la Ciudad coexisten zonas densas con las de baja densidad, y barrios con infraestructuras ociosas, desaprovechadas o grandes parcelas en desuso e inaccesibles.

“Otro de nuestros objetivos es integrar la Ciudad. Como lo hecho en el corredor Donado Holmberg, donde se integró lo que era una traza de autopista abandonada al lugar (Villa Urquiza y Villa Ortúzar), con plazas, viviendas, una escuela y una sede comunal. Queremos repetirlo a través de inversión público-privada en algunos predios en desuso, como Punta Carrasco, Costa Salguero y Costanera Sur”, dijo García Resta.

Desde la Secretaría de Desarrollo Urbano impulsan un plan con medidas y acciones que estiman que potenciarán lugares estratégicos como la zona sur de la Ciudad, el micro y macrocentro, Barracas, y polígonos que atraviesan varios barrios (Parque Avellaneda, Parque Patricios, Balvanera, Boedo, San Cristóbal, Monserrat y La Boca).

García Resta anunció que se presentará un proyecto de ley para crear un Fondo de Desarrollo Urbano Sostenible que canalizará lo recaudado proveniente del pago de los Derechos para el Desarrollo Urbano y el Hábitat Sustentable (plusvalía urbana) y las contraprestaciones producto de los convenios urbanísticos.

Sistemas constructivos

La pandemia cambió el gusto de la gente y muchas familias que tenían terrenos o compraron lotes apostaron por levantar su vivienda con otros sistemas de edificación, además del tradicional.

Procrear incorporó un registro de métodos constructivos no tradicionales, hay más de 15 empresas que cuentan con el Certificado de Aptitud Técnica (CAT) que siguen aplicándose a través de 10 tipologías de viviendas elaboradas por los equipos técnicos. Allí, aparecen formatos en madera, acero, perfilería, panelería, entre otros.

Suelo y planificación

Está en marcha el Plan Nacional de Suelo Urbano, que no solo apunta a la generación de lotes con servicios si no también a la capacitación y asistencia técnica.

“Llevamos financiados casi 20.000 lotes con servicios que son destinados luego a nuestros programas habitacionales. Lanzamos una licitación pública a través de Procrear para poder comprar tierra y ejecutar consorcios urbanísticos con privados. Sabemos que el acceso al suelo aunque parezca paradójico en un país cuya densidad poblacional por habitante es una de las más bajas del planeta, sigue siendo una piedra en el zapato para poder desarrollar una política de desarrollo territorial”, contó Scatolini.

Lo tecnológico y sustentable

La SCA aporta su visión y opinión en los temas que transforman la realidad, en defensa de la arquitectura, la ciudad y su patrimonio. Se estima que en la Argentina hay unos 110.000 arquitectos.

“Hemos generado consensos con otras instituciones del sector para hacer propuestas en conjunto. Hay muchos temas para apoyarse en los cambios tecnológicos y la sustentabilidad. En las viviendas se aceleró esta postura y se piensa en las que produzcan menos residuos, contaminación y mejorar el confort energético”, concluyó López.


Fuente: Infobae

8 vistas