El Presupuesto 2023 extendió el blanqueo para la construcción a la compra de inmuebles usados

El dinero a declarar se podrá destinar para vivienda familiar del que blanquea o para alquilar durante por un plazo mínimo de 10 años. Especialistas sostienen que esta herramienta dinamizará el mercado inmobiliario.



La media sanción de la ley de Presupuesto 2023 en la Cámara de Diputados generó festejos del sector inmobiliario: en el texto se incluyó un artículo que ampliará el blanqueo vigente con destino a la construcción para la compra de los inmuebles usados, los que no estaban incorporados en la normativa original.


A través del Blanqueo reglamentado por la Ley de Incentivo a la Construcción Federal Argentina y Acceso a la Vivienda (Nº 27.679) que fue promulgada en agosto pasado y extendió este régimen por un año, rige la opción para la compra de unidades de proyectos en obras que hasta marzo de 2021 tenían una avance inferior de obra del 50%.


El dinero no declarado puede depositarse en las Cuentas especiales de Depósito y Cancelación para la Construcción Argentina (CECON.ar) con el que se deben pagar alícuotas hasta el 19/11/22 el impuesto del 5%, hasta el 17/02/23, 10%, y hasta el 16/08/23, 20 por ciento.


Qué dice la norma


La posibilidad de que el blanqueo aplique para la compra de inmuebles usados está fijado por el artículo 71 del Proyecto de Presupuesto 2023. El texto añadió la posibilidad de incluir a los inmuebles usados pero únicamente en dos supuestos bien concretos: el caso en que la unidad tenga como “destino exclusivo” el uso de vivienda propia de aquel que blanqueó o el caso en que sea destinada al alquiler tradicional para vivienda familiar por un plazo que no podrá ser menor de 10 años.


Marta Liotto, presidenta del Colegio Profesional Inmobiliario porteño (Cucicba), dijo a Infobae: “Los profesionales inmobiliarios estamos muy satisfechos de la media sanción que recibió la ampliación del Blanqueo a los inmuebles usados, y esperamos un pronto tratamiento y aprobación por parte del Senado. Iniciativas como ésta resultarán sumamente provechosas, brindando la posibilidad de recuperar el dinamismo en nuestro sector lo que a su vez apuntalará la economía en general y permitirá brindar soluciones a muchas familias argentinas que buscan un techo propio”.



Las entidades del sector inmobiliario mantuvieron reuniones en la Cámara de Diputados para analizar el contenido de esta reforma. Ahora esperan que se transforme en ley antes de fin de año. De esa manera, los interesados en destinar ahorros no declarados en los inmuebles usados, recién podrían hacerlo a partir de enero o febrero próximo, cuando se calcule que la norma ya esté en funcionamiento.


En ambos supuestos previsto por la ley, el valor de adquisición del inmueble deberá ser igual o inferior a dos veces el importe previsto como mínimo no imponible para Bienes Personales. Hoy ese monto es de $30 millones para 2021 y aún no está definido el correspondiente a 2022.


Expertos en materia impositiva sostienen que por la variación interanual, el valor del inmueble no podría superar los $106.800.000, por el cual aplican gran cantidad de propiedades que están en venta en todo el país.



“Es una noticia que trae alivio al mercado”, señaló Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA). “Desde que se empezó a hablar de esta opción que hemos llevado adelante con la Federación Inmobiliaria de la República Argentina (FIRA) se intensificaron las consultas en las compañías del sector para averiguar sobre cómo invertir fondos en el mercado del usado. También cooperó con el movimiento enfocado en los inmuebles que hoy están en obras. Entre ambos segmentos habrá sinergia para que crezca el Real Estate en su conjunto”.


Según los inmobiliarios consultados, coincidieron que sobre este tramo del año hay más demanda por parte de la gente y hubo un leve repunte de operaciones de compra venta, que hacen generar buenas expectativas para lo que viene.



Fuente: Infobae

6 visualizaciones