El negocio es alquilar oficinas

Eso es porque las empresas pueden convalidar precios más altos frente a inquilinos con un poder adquisitivo cada vez más deteriorado. El retorno es de 5,5 frente al 2,3 por ciento de los departamentos.


Dentro del mercado inmobiliario, es más rentable la locación de oficinas que el alquiler de departamentos. Las oficinas muestran una ventaja considerable respecto de los departamentos, con una tasa de retorno del 5,5 por ciento frente al 2,3 por ciento, según un informe de Cushman & Wakefield y Reporte Inmobiliario. Entre las diferentes alternativas de inversión que ofrece el rubro inmobiliario, la locación de oficinas y el alquiler residencial son las dos opciones más habituales. "En el mercado se suele hablar de valores de alquileres, pero compararlos sin extraer el componente inflacionario puede derivar en una lectura equivocada", afirman desde Cushman & Wakefield.


Desde 2014, el valor del alquiler de las oficinas experimentó, previo ajuste por inflación, una apreciación del 76 por ciento. A nivel interanual, el incremento fue del 40 por ciento, sin embargo, luego de aplicar el descuento por inflación sufrió una depreciación anual de 0,5 por ciento. En el mismo período, la tasa de vacancia pasó del 7,1 por ciento al 14 por ciento. Esto muestra la relación entre la escasa apreciación del precio pedido y la tasa de disponibilidad que, por primera vez desde la crisis del año 2001, quiebra la tendencia de estabilidad dada por un mercado subofertado.


"En este último periodo de pandemia la locación de oficinas se vienen manteniendo, no está bajando a los niveles que podría llegar a bajar porque es un mercado subofertado. Esto se da porque lo que sustenta el mercado de oficinas es que es chico y lo premiun no abunda, es la causal por la que el precio se mantiene. En cuanto a lo que es departamentos es otro esquema, estos aumentaron un 50 por ciento en el último año más que nada por la ley de alquileres y algunas medidas covid, todas esas impactaron en el valor. Lo que pasa en los próximos meses, es un tanto impredecible pero lo que respecta a oficinas creo que se va a mantener estable si bien puede haber una tendencia en la baja.” expresó Lucas Desalvo, market research manager de Cushman & Wakefield.

Por su parte, el mercado de departamentos acumula desde 2014 una depreciación del 12 por ciento. Este dato es el resultado de alquileres que evolucionan en función a la capacidad de pago que generan los ingresos de los inquilinos. A largo plazo, esta relación con la capacidad de pago genera una disminución de la renta. Pese al escenario histórico, dentro del análisis interanual se dio una apreciación en el precio pedido del 50 por ciento, la cual responde en parte al impacto de la nueva ley de alquileres. Al deflacionar los datos, muestra una apreciación del 6,9 por ciento en el mismo período, por encima de las oficinas.


Esta brecha entre la locación de oficinas y el alquiler de departamentos tiene varias causantes, indica el informe de Cushman & Wakefield y Reporte Inmobiliario. Una de las principales está relacionada al hecho de que el pago de las oficinas está atado al cambio dolar y está dado por empresas, aunque el pago se suele hacer en pesos, y siempre siguen de cerca la evolución del tipo de cambio. En cambio en lo residencial, el alquiler de un departamento evoluciona en función a la capacidad de pago, es decir, está dado por el salario y la inflación. A largo plazo esta relación con la capacidad de pago genera una disminución de la renta.


Por último, Mariano Malbrán, director de Camesi (Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios), explicó a PáginaI12 que "la diferencia reside en que al haber grandes cantidades de oficinas vacías y haber mucha oferta de oficinas en alquiler los precios se han mantenido, no han tenido una evolución desde el comienzo de la pandemia hasta ahora. En cambio, el déficit habitacional que hay en la Argentina para que la gente pueda acceder a su vivienda propia, derivado de la falta de créditos hipotecarios y de políticas de estado, hacen que la gente necesite alquilar. Por ese motivo hay una gran demanda de alquileres que se encuentra cada vez más insatisfecha ya que hay muchos propietarios que han decidido sacar sus propiedades de alquiler por la baja rentabilidad en relación al valor de la propiedad."


Fuente: Página 12

10 vistas