El “Barrio Parque de Belgrano”, un enclave de mansiones, embajadas y el pasaje más europeo de Bs As

Cómo es la zona y que proyectos se levantan en los alrededores.



Al igual que ocurre con la infinitud de identidades que adquirió Palermo con los años, Belgrano es un barrio que se fue segmentando según sus particularidades en diferentes zonas.


El Bajo Belgrano, el barrio River, Belgrano R, son algunos de los nombres con los que se conocen distintas áreas del barrio vecino de Núñez y Palermo. Así surge también, en un radio delimitado por cuatro manzanas, entre embajadas, empedrado y copas de árboles tan altas como edificios, un pequeño oasis en la ciudad que en el mercado inmobiliario reconocen como el Barrio Parque Belgrano.


Dentro de este barrio, el área mas codiciada está entre las calles Malasia, Gorostiaga, Villanueva, Olleros, Maure y 11 de Septiembre, caracterizado por antiguos y prestigiosos palacetes y modernas construcciones, conectadas con sus calles adoquinadas.


“Es el ejemplo de perfecta convivencia entre lo histórico y lo moderno dentro de un barrio vibrante, en constante cambio y crecimiento. Es el barrio correcto para adquirir una mejor calidad de vida como también para invertir en negocios rentables”, afirma Martín Pinus, dueño de la inmobiliaria homónima, muy presente en la zona.



En esta zona en particular, se pueden encontrar distintas embajadas –entre ellas las de Alemania, Croacia, Ucrania y Emiratos Árabes- y también la emblemática Parroquia Benito Abad, sinagogas y colegios y universidades privadas.


Tiene una mezcla de calles amplias con pasajes angostos.


La cuadra más europea de Buenos Aires, el Pasaje Malasia, entre Maure y Gorostiaga. En rigor, comprende solo unos 100 metros de calle angosta y adoquinada, y es transitada casi exclusivamente por quienes viven en la zona.


Hasta 1995 se llamó Arribeños y allí se combinan diferentes estilos arquitectónicos - francés, Tudor, alemán y renacentista-, en casas donde se realza la elegancia de Belgrano, en el límite con Palermo.


Entre ellas, se destaca la casa del arquitecto Estanislao Pirovano, autor del ex edificio del Diario LA NACION, ubicado Florida 373, luego sucursal de Falabella hasta su reciente cierre.




Las propiedades en ese pasaje son un mundo aparte y defienden valores de venta inclusive por encima de otras cuadras, llegando a los US$4000/m².


Martín Boquete, director de Toribio Achával lo describe como “un mercado enamorado de sí mismo”. “El que vive ahí no se va mudar. Hace años se decía que Belgrano era un país. Esta es la capital del país”, apunta.


El valor de las casonas en este enclave privilegiado casi no baja del millón de dólares.

El metro cuadrado en la zona más cara en Gorostiaga cotiza entre los US$3000/m² y los US$3500/m², por encima del promedio de Belgrano, que según el index de ZonaProp ronda los US$2800/m².


“Tenemos casas en venta que van desde US$1.000.000 a los US$6.000.000. Es una zona única, además de pintoresca muy segura por la cantidad de embajadas que se asientan en pocas cuadras. Cuando algo sale a la venta siempre hay ofertas y lo que se presenta, se vende”, señala Pinus.



“Es una zona que tiene pocas ventas, valores altos y se demora mucho más en vender, muchos inmuebles son de tipología grande, un mercado que no se está moviendo mucho. Villanueva, 11 de septiembre, Malasia son calles hermosas que mantienen valor por eso las ventas no son tan frecuentes y el tiempo de publicación es mucho mayor que el del mercado en general.


Lo que si note es una casa en la esquina de Malasia y Gorostiaga que estuvo en venta hace mucho y se vendió hace poco. Además, hay muchas casas sobre Maure están en refacción”, apunta Soledad Balayan, de Maure Inmobiliaria.


La paradoja de la zona es que en una cuadra de diferencia cambia todo el paisaje: el tránsito se hace más denso, cambia el estilo de las casas, el precio de las propiedades.

Además de poder pasear por una zona residencial y arbolada, la parte comercial que la rodea tiene una gran cantidad de servicios.


Entre ellos, la cercanía a la Avenida Luis María Campos, donde está el Solar Shopping y la zona de cafecitos entre la Imprenta y las Cañitas. También está a pocas cuadras de Avenida Cabildo y de Lacroze, un área muy bien conectada, con acceso a diferentes estaciones de subtes y varias paradas de colectivos.



Según las publicaciones en el portal de ZonaProp, en cuanto al alquiler de los departamentos que rodean las codiciadas manzanas, la mayor parte de la oferta son unidades de entre 3 y 4 ambientes y los valores están por encima de los $150.000 or mes más expensas altas, que superan los $60.000.


Muchos de ellos están publicados en dólares por encima de los US$2000 y ejemplos concretos como el de una torre de lujo en las que los contratos de un departamento se elevan a US$4000 y un piso amplio con jardín llega a cotizar US$8000.



La demanda insatisfecha en una zona consolidada


El pequeño Barrio Parque de Belgrano está rodeado por edificios. Por lo general se trata de departamentos amplios, más bien antiguos, en los cuáles el valor del metro cuadrado ronda entre los US$2500 y los US$3000.


En el barrio también se encuentran algunas de las primeras torres con jardines de la ciudad de Buenos Aires, que se caracterizan por no compartir medianera porque están rodeados de parques y pulmones de manzanas verdes y amplios.


Pero, hay algunos proyectos que empiezan a levantarse en los alrededores con marcas muy reconocidas que buscan aportar a la zona un producto que hoy es escaso, como un edificio de la marca Quartier, de Argencons, que se construye sobre Avenida Lacroze y dos edificios de la marca Boschetto, de MTL group.



“Es una zona muy consolidada y tradicional. Hay muchos edificios, de muchos años, con familias de más de dos generaciones en el barrio. Entonces vimos una demanda insatisfecha en una zona consolidada. Los edificios que hay en general no tienen amenities y tienen expensas altas con poca contraprestación.


Por eso avanzamos en un proyecto con amenities y expensas más eficientes por la contraprestación que da”, explica Carlos Spina, director y socio de Argencons, la desarrolladora creadora de la marca. El proyecto que construye Criba y se entregará a principio del 2024 - cuenta con todas las unidades de 4 dormitorios vendidas, y pocas disponibles de 3 dormitorios- registra un valor de venta que promedia, en pozo, los US$2900 y es apto blanqueo.


A la vuelta del Quartier se construye Boschetto Villanueva, en Villanueva y Lacroze. Y, un poco más alejado de la zona de Barrio Parque Belgrano también avanza la desarrolladora con otro emprendimiento: Boschetto Virrey, en Virrey Loreto 2030. Los dos proyectos cuentan con unidades de 1, 2 y 3 dormitorios con dependencias y playroom, amenities y parrillas propias en los balcones, pensados como un ambiente más del departamento.



“En ambos casos las ubicaciones fueron preponderantes. Ambas calles son muy interesantes y ambos puntos son encantadores. Creemos que dentro del barrio Belgrano, estas ubicaciones son muy exclusivas. Llevamos vendido cerca del 50% de ambos proyectos, lo que muestra una demanda que busca este tipo de productos”, indica Pablo Matalon, Presidente de MTL group.




Fuente: La Nación

7 visualizaciones