top of page

Cuál es el barrio cool que empoderó la pándemia y gana con la oferta de casas grandes con piscina

Allí el metro cuadrado de la propiedad horizontal promedia en los USD 2.500. Los departamentos parten desde USD 2.200 y pueden trepar hasta 3.700 dólares.



El barrio de Núñez es uno de los que resurgió con la pandemia. Ubicado en el corredor norte de Buenos Aires y cerca de la Avenida General Paz, se caracteriza por la gran presencia de casas que resisten el paso del tiempo, las cuales se potenciaron en los últimos tiempos por la demanda de la gente que prioriza viviendas con varios dormitorios y que en lo posible dispongan de piscina.


A la vez, en este trazado conviven algunos edificios de baja altura y otros que están en construcción que se integraron al paisaje de casas antiguas y espacios verdes cercanos al río. Hoy, también es uno de los barrios más elegidos a la hora de invertir en departamentos en pozo, comprar una propiedad o alquilar un departamento; tanto por aquellos jóvenes que se van a vivir solos por primera vez, como por familias que buscan un rincón más tranquilo de la ciudad como escenario de vida.


“Una característica fundamental es que los terrenos de Núñez son un poco más extensos que los de Belgrano y permitieron generar viviendas amplias con parque, por lo general de 4 a 6 ambientes” (Pinus)

En su trazado hay gran presencia de plazas y está a pasos de la costa del río, donde el Gobierno porteño trabaja en la puesta a punto de un recorrido de varios kilómetros para transformar las cercanías con el agua en un amplio espacio público para que disfruten los vecinos de la zona y los que quieran llegar hasta allí.


Martín Pinus, especialista del Real Estate porteño, destacó a Infobae que “una característica fundamental es que los terrenos de Núñez son un poco más extensos que los de Belgrano y permitieron generar viviendas amplias con parque, por lo general de 4 a 6 ambientes. Y el costo de la tierra sigue siendo más barato, en Núñez los terrenos valen USD 550 por metro cuadrado y en Belgrano superan los USD 700”.



La pandemia “empoderó al barrio”. Creció el interés de la demanda, y mucha gente está retornando de las urbanizaciones privadas o quintas por las molestias con el tránsito que se hace tedioso en varias partes del día. Ahora están tratando de volver a vivir a un departamento con terraza propia o en una casa, por lo cual Núñez pasó a ser muy solicitado y se concretaron decenas de operaciones en los últimos meses de 2022.


Hay viviendas de distintos estilos como las de diseño inglés, blancas con aberturas verdes, vitraux en aberturas, pero también muchas se han reformado y pasaron a mostrar fachadas minimalistas y vanguardistas.


Gabriela Assisi, otra experta del mercado inmobiliario premium, dijo a Infobae que “Núñez mantiene el atractivo para muchas familias jóvenes que lo eligen por la cercanía con varios colegios, clubes, universidades y espacios de interés general de la zona. Por otro lado, hay mucha variedad de torres con distintos tipos de viviendas, desde 1 ambiente hasta 4 ambientes, con amenities post pandemia donde se privilegian los espacios abiertos más que nunca. La gente busca patio, mini jardín, terraza, o balcón con comodidades que al menos les permita poner una parrilla”.



Las casas en su interior son de amplia circulación, con pasillos que conectan o algunas se basan en el concepto abierto donde integran cocina, comedor y living. Suelen tener dormitorios que dan a balcones o amplias aberturas.


Los dormitorios están revestidos en madera o porcelanatos, y los baños que se reformaron tienen mármol o porcelanato ultra resistentes. Las cocinas actuales son con isla o península, y tienen mucho lugar de guardado.


Calles más buscadas


Cerca de River Plate se ubica el Barrio Parque General Belgrano que también es llamado como el club homónimo, uno de los más importantes de nuestro fútbol. Frente al estadio el Gobierno porteño avanza con las obras de infraestructura y la subasta de terrenos para lo que se transformará en el Parque de la Innovación, donde en unos años se verán edificados más de 15 edificios que combinan viviendas, oficinas, coworking y lugares de investigación. Se lo conoce también como el Silicon Valley argentino.


Pinus añadió: “Eso ampliará la demanda de gente joven, muchos serán estudiantes que alquilarán en el lugar y la zona, pero también comprarán viviendas a estrenar que se construirán a partir de este fin de año cuando se calculan que se inicien las obras de los inmuebles que llevarán adelante las empresas desarrolladoras que ya adquirieron lotes en el Parque de la Innovación”.



Eso provocaría tal vez que suban los precios de las viviendas de la zona que no estuvo al margen del descenso pronunciado que registró el mercado inmobiliario en general.


Hay calles como Campo Salles, Cuba, Manuela Pedraza, O’Higgins, Deheza, Grecia, Cuba, y las avenidas Congreso, Del Libertador o Crisólogo Larralde, entre otras, que son las que más demanda poseen y además en varias de estas arterias hay casas en refacción como nuevos edificios. Las construcciones de más altura suelen edificarse sobre Del Libertador donde también crecieron inmuebles de oficinas que son ocupadas por empresas que eligen este barrio.


“El boulevard Comodoro Rivadavia y sus alrededores como 11 de septiembre y 3 de Febrero están muy solicitados, también Arribeños. Cerca de esta zona se armó un nuevo polo gastronómico muy concurrido por jóvenes y se expandieron cafés que hoy están muy de moda”, dijo Assisi.


Precios y como son las operaciones


Hay cuadras de Núñez donde hay casas que pueden valer USD 900.000 y en Belgrano, los valores se duplican.



“El valor del metro cuadrado oscila en USD 2.500 para las casas y pueden trepar como mucho a USD 3.200. Habitualmente tienen entre 120 y 350 m2 cubiertos, más parque o patio, y en su mayoría disponen de piscina”, detalló Assisi.


Los departamentos arrancan en USD 2.200 y llegan hasta casi USD 3.700, los más caros, según Reporte Inmobiliario.


Sobre cómo se hacen las operaciones, Pinus, concluyó: “Entre el comprador (4%) y vendedor (2%) abonan la comisión inmobiliaria (honorarios), también se pagan sellos, el comprador debe pagar el Impuesto a la transferencia de inmuebles (ITI) y la escritura, mientras que el vendedor debe encargarse de los títulos y estado parcelario, entre otros sellos”.



Fuente: Infobae

6 visualizaciones
bottom of page