Coworking en Latam: 15 claves para entender su reinvención

Según CBRE, 86% de las empresas utilizará flex spaces dentro de sus estrategias inmobiliarias corporativas a futuro. Por su parte, JLL prevé que 30% de las oficinas a nivel mundial contemplen modelos flexibles en 2030.


Aparte de la vida diaria, la educación, la alimentación, los deportes, la política y la economía, los espacios laborales entraron en una etapa de reinvención ante el coronavirus.

La región de América Latina, con un extraordinario potencial en ideas, no es ajena al movimiento. En la región, las membresías flexibles de emprendedores, autónomos y freelancers prácticamente se desplomaron a casi cero en el mercado coworking.


A continuación, te presentamos 15 ideas que se implementan en la región. Las ideas tienen que ver con los nuevos espacios en hoteles, pequeñas y medianas empresas, espacios para reinventar al colaborador, las fusiones de las grandes marcas y sus cesiones, hasta la necesidad y el recelo por regresar a la oficina. América Latina es un laboratorio de ideas y emprendimientos, que con la pandemia, viven una revolución que bien podría influenciar a otras partes del mundo.


1.- Fenómenos skeleton y city as campus. "En la región ganan dos tendencias. Por un lado, el skeleton staffing: empresas que implementaron tres días de oficina y dos de teletrabajo, dos turnos (mañana y tarde) y rotaciones del personal por semanas. Por otra parte, el fenómeno de city as a campus: compañías que están repensando las ubicaciones de sus oficinas centrales y creando una fuerza laboral distribuida para reducir los viajes, preservando la conexión y la cultura organizacional", afirma Tomás Calusio, director de WeWork Argentina.


2.- Hub and spoke. La implementación de este modelo se presenta cuando una empresa mantiene una sede principal y maneja oficinas satélites en distintos puntos. Según un informe de CBRE, el 86% de las empresas prevé utilizar espacios flexibles como parte de sus estrategias inmobiliarias a futuro. Por su parte, JLL prevé que al menos 30% de las oficinas a nivel mundial sean flexibles en 2030.


3.- Ceder, para no desaparecer. La icónica WeWork en la región de Latam enfrentó la crisis con la cesión de espacios, tal como vivió en Argentina, específicamente en Buenos Aires, al dar por terminados los contratos de renta en la torre Bellini, en el barrio de Retiro, en el edificio de Blas Parera 51, en Florida, sumados a la entrega de 20 pisos de los 30 que ocupaba en la Torre Odeón.

Para la operación, que se dio a los seis meses del inicio de la crisis mundial, WeWork reconoció que el Covid-19 introdujo cuestionamientos sobre la viabilidad a largo plazo de algunos negocios, donde "el modelo de espacios flexibles no es ajeno a estos interrogantes". En Argentina, la firma tenía 4,000 clientes, entre empresas, emprendedores y profesionales independientes y de ellos, 74% de su ocupación correspondía a firmas multinacionales.


4.- Ábrete a nuevos esquemas: hoteles con coworking. Aun en medio de la crisis mundial y la preocupación, hubo quien se movió. Por ejemplo, la apertura de los hoteles a espacios cowork, fue la siguiente etapa del Recoleta Grand Hotel:Al estar el hotel cerrado, nos permitió la construcción de espacios que fueron oportunamente pensados como espacios de oficina para ofrecer a huéspedes y/o alquiler para empresas y emprendedores”, destacó Ian Valerio, gerente general de esa unidad.


5.- Fusiones con marcas grandes. Apenas en este mes, Cushman & Wakefield dio a conocer una estrategia con WeWork , proveedor líder de flexs spaces corporativos. Cushman busca aprovechar las estrategias híbridas del espacio de trabajo. Esta asociación busca combinar la plataforma patentada de WeWork de software de gestión de experiencia en el espacio de trabajo y la experiencia como ocupante con los servicios de gestión de activos e instalaciones líderes en la industria de Cushman & Wakefield. “Juntos, desbloquearemos oportunidades para que los propietarios y las empresas creen una experiencia de trabajo diferenciada para inquilinos y empleados para tener una plataforma operativa espacial flexible”.


6.- Inversión para incubar ideas. Además, Cushman & Wakefield dio a conocer una posible inversión estratégica de 150 millones de dólares con la que se crearía una incubadora de ideas para regenerar experiencias de acuerdo al expertise de WeWork: creación y administración de espacios flexibles atractivos y funcionales, con servicios convenientes para apoyar a una fuerza laboral comprometida, con acceso a tecnología, con datos e información de vanguardia de WeWork que respaldan la experiencia de los inquilinos.


7.- Grábatelo: el nuevo nombre del juego se llama adaptación. “Hemos aprendido que muchos de nosotros tenemos que vivir y trabajar en el mismo lugar, quizá no todos los días y para ello, hubo que preparar las viviendas. Esto representó una oportunidad para el coliving. De la noche a la mañana nos convertimos en digital-nomads, en esos profesionales que usan las nuevas tecnologías para trabajar y que llevan a cabo un estilo de vida nómada; los headquarter no van a morir, ahí se fragua la cultura de la empresa, ahí se cruzan los empleados en los pasillos y buscarán charlar, aunque sea con cubrebocas”, destacó por su parte Martín Larre, Director de Sinergia Co-Working y General Manager de Zag Coliving en Montevideo, en Uruguay.


8.- Hoteles con siestiarios y deportes. El concepto de Sheraton Premium Offices, que iniciará en octubre en la región, ofrece tres nuevos espacios de oficinas de coworking con oficinas privadas, escritorios dedicados (individuales) en espacios comunes, salas de reuniones con tecnología para encuentros virtuales e híbridos (de hasta cinco personas), cafetería, “Facebooth (espacio cerrado e insonorizado, para quienes contrataron escritorios puedan hablar con privacidad) y, uno de ellos, incluye hasta un siestario, para descansar en un momento de pausa laboral. Estos servicios se contratan por día, semana, quincena o mes, e incluyen lavandería, cancha de tenis, gastronomía, promociones con estacionamiento gratuito y descuentos adicionales.


9.- Hoteles con streaming para hacer conferencias… y conciertos. A través del Sheraton Studio Arena, en el salón San Telmo del hote de Argentina, por ejemplo, un área de ese hotel se reacondicionó como estudio de televisión para hacer seminarios por streaming o conciertos de música para llegar a 1,500 vía online. “En agosto empezamos con el primer evento y ya cinco cerrados, como un seminario a cargo de especialistas y la presentación de business plan de una empresa”, enfatizó Andrés Hasdeu, director de Ventas de Sheraton Buenos Aires y Park Tower.


10.- Colombia y las oficinas satélite. Cuando irrumpió la pandemia, el cowork en Colombia se conmocionó con el fin de la firma Owlo y con WeWork y Tinkko reduciendo inventario. Según JLL, tres empresas actualmente dominan el mercado: WeWork, Tinkko y Regus/Spaces. Tinkko es la única local, con WeWork atendiendo el 81% del mercado de espacios flexibles. Al primer semestre de 2021, el cowork alcanzó 28 centros operativos con 124,100 m2, con Bogotá liderando con 64% el inventario. En ese país se han aperturado espacios flexibles en áreas descentralizadas para satisfacer la demanda del reciente fenómeno de flight-to-flex (migración a espacios flexibles) a través de las llamadas oficinas satélite.


11.- Si no vienes a la oficina, sí involúcrate. “Veremos una evolución. Lo malo lo estamos volviendo positivo. Los espacios van a reaccionar porque los seres humanos vamos a diseñar diferente. Los usuarios evolucionaron, exigen y necesitan cosas diferentes. ¿Vas a querer venir un par de veces a la semana a la oficina? Está bien, esos días tocarán ciertas actividades para aprovechar que estás acá. ¿No quieres o no puedes venir a la oficina? También se vale. Hay que considerar cómo tendremos conectividad e interacción con los colaboradores; ahí es donde la tecnología jugará un papel preponderante. Este es un ejemplo de cómo se adaptarán los usuarios a las nuevas oficinas, a esos espacios itinerantes, flexibles, altamente tecnificados y eso sí, cada vez más ventilados”, destacó Alberto Laris, Socio Director de Desarrollo Estratégico de GAYA.


12.- Las geografías urbanas sí afectan al coworking. “Todo el episodio COVID-19 provocó el aceleramiento de las disrupciones que venían en curso. Lo que nos dejó -y que es relevante porque es lo que va a permanecer- es que se cayeron los velos que nos impedían ver los cambios que estaban presentes en la conformación de las ciudades. La pandemia consolidó las nuevas geografías urbanas, la posibilidad de la digitalización para vivir y trabajar diferente, así como la activación de interfaces que permiten la interrelación entre barrios y ciudades: todo esto para ser capitalizado hacia la construcción de una mayor calidad de vida y mejores ciudades sostenibles con el tiempo”, afirma Marcelo Satulovsky, consultor, docente e investigador en Desarrollo Urbano y Real Estate en Argentina.


13.- Pymes, ¿Ya adivinaste el nuevo modelo? “Nosotros, al ser una pyme, estamos enfocados 100% a nuestro mercado; si comparas a estas empresas grandotas, internacionales, que vienen a poner los espacios, ellos están muy enfocados en trasnacionales y se olvidan de las pymes. Pero los requerimientos de éstas no son tan especiales y a veces no necesitan esta imagen súper corporativa. Lo que necesitan es contar con un espacio profesional, impecable, con servicio excelente, con todas las medidas anti Covid-19 para funcionar. La gran mayoría de la pymes mexicanas no necesita un cowork; necesita una oficina donde trabajar, entre privada y tal vez, cowork, que es una demanda al alza. Las pymes actualmente necesitan un precio justo y que puedan pagar sin afectar su crecimiento”, afirma Cati Cerda, directora adjunta de Sach, en plática con Real Estate Market & Lifestyle.

Sach, por cierto, con su modelo, logró abrir dos espacios durante la crisis de la pandemia, con niveles de 64% de ocupación. Las pymes necesitan espacios con todo ya montado y acondicionado, para que el cliente no tengo nada que adaptar en capex, además de la flexibilidad y el short term. Que sean espacios con llave a mano, con espacios y todo, agrega.


14.- Diferenciar clientes y áreas. Actualmente los dueños de espacios corporativos necesitan un rediseño de su layout, continúa Cati Cerda, con lo que “evaluamos cómo está el piso y el capex se comparte y se trata de salvar lo que más se pueda. Diseñamos el layout, por ejemplo. Sabemos que en la Condesa te demandan más cowork, y al sur de la CDMX te demandan más oficinas privadas. Nosotros asesoramos para poner la cantidad correcta por corredor y cliente. “No es el mismo un cliente de Interlomas o uno que está en la calle de Hamburgo. Aquí se necesitan team offices con back offices. Tratamos de reducir el capex para volverlo un centro de negocios”.


15.- Necesidad de Brain Zones y War Rooms. Estos son espacios con terrazas o espacios con más aire que buscan las pymes. Actualmente se necesitan War Rooms, y espacios con brainstorming, “si en la casa estabas en un lugar muy acogedor, en las oficinas se necesita que se implementen estos espacios, para que el colaborador se relaje o lea un libro y crear ambientes que no sean tan rígidos como las oficinas.



Fuente: Rreal Estate Market

12 vistas