Comprar una casa o un inmueble: las 3 claves que definen si conviene o no invertir hoy

Invertir en una propiedad no es una decisión menor, hay muchos factores que hay que tener en cuenta antes de sentar la firma final y hacerse estas preguntas siempre es una buena idea para decidir si vale la pena, o no.

Comprar un inmueble siempre va a significar una gran inversión de dinero y un profundo trabajo de investigación para encontrar el lugar más deseado y que más se acomode a los gustos y necesidades del grupo familiar, la pareja o simplemente una persona.

1. ¿CUÁL ES TU MOTIVACIÓN?

Según los consejos de la cuenta, saber cuál es la motivación que uno tiene para comprar la casa es sumamente importante a la hora de tomar la decisión. Es válido preguntarse si uno quiere hacerlo por motivación y ganas propias o, por ejemplo, por un mandato familiar, presión social o como una posibilidad de inversión.

En el caso de que la motivación sea adquirir el inmueble con el fin de que funcione como vivienda familiar, es más probable que la persona preste más atención y opte por una casa que tenga el foco puesto en el bienestar, la comodidad, la funcionalidad y se adaptará perfectamente a las posibilidades actuales de cada uno.


Por otro lado, en el caso de que la compra funcione como una inversión en el mercado inmobiliario, no existe una emoción que impulse y, al estar desligado del sentimentalismo que conlleva la compra, se puede tomar una decisión más estratégica en tanto a precios, tamaño, ubicación, etcétera.


En caso de querer que funcione como una inversión, estas son algunas otras preguntas que pueden hacerse para definir si vale la pena:

  • ¿Tengo la capacidad real para invertir en un inmueble?

  • ¿Qué voy a hacer con ese inmueble en el futuro?

  • ¿Qué gastos a corto plazo voy a tener que cubrir?

  • ¿Qué gastos a largo plazo voy a tener?

  • ¿Por qué esta propiedad está en venta?

  • ¿Cuáles son las principales ventajas de esta propiedad?

  • ¿Cuáles son sus principales inconvenientes?

  • ¿Soy el único interesado en esta propiedad?

  • ¿Cuándo voy a pagar la inversión en su totalidad?



2. ¿EN QUÉ ESTADO SE ENCUENTRA EL MERCADO INMOBILIARIO?


Cualquiera sea la motivación para realizar la compra, es completamente indispensable hacer un buen análisis del estado del mercado inmobiliario en ese momento y evaluar las posibilidades que uno puede aprovechar.


En el caso de la Argentina, a diferencia del resto del mundo, dice Mujer Financiera, comprar un inmueble se logra generalmente a través de ahorros de muchísimos años: según lo que sostiene, ahorrar para una propiedad toma entre 8 y 10 años. A menos que se obtenga un crédito hipotecario.


En está línea, la planificación y la destinación del ahorro hacia un fondo seguro que será reservado hasta alcanzar la suma necesaria para adquirir la propiedad es la clave del éxito. Es importante, en este contexto, analizar el mercado para saber cuándo se abrirán las mejores posibilidades.


Por ejemplo, cuando existe una sobreoferta de departamentos, casas, obras desde pozo y lotes disponibles, quiere decir que hay a la venta más propiedades que compradores. Está situación se convierte en el momento ideal para comprar y negociar los mejores precios, ya que la oferta supera la demanda.


3. ¿CUÁLES SON LOS COSTOS EXTRA DE LA OPERACIÓN?


Es importante ser consciente de que el único gasto no será la compra del inmueble: existen algunos costos adicionales que hay que tener en cuenta para poder calcular bien cuál será el valor total de la operación. Recurrir a un broker inmobiliario es una buena opción para tener el mejor asesoramiento, pero claro que esto también significa un costo extra.


No está de más decir, que antes que nada, la clave del éxito y lo primero y principal para poder realizar una transacción de tal nivel es contar con la organización, el buen manejo y el orden de las finanzas personales.


Fuente: El Cronista

9 vistas