Cómo se concretaron las primeras compras de propiedades con criptomonedas en Argentina

Las monedas digitales comienzan a interactuar con el mercado de viviendas y terrenos. Las comisiones se ubican en el rango de 3 a 5 por ciento como predomina en la plaza inmobiliaria.


Algunas de las personas que decidieron ahorrar en criptomonedas en los últimos meses o años, comenzaron a usarlas como medio de pago de la compra de un terreno o de la vivienda, con la fluidez que caracteriza a estas operaciones. “Por suerte compré un inmueble que ahora estoy refaccionando y estoy muy contenta. Mi vida no vuelve atrás. Sólo ahorraré en criptomonedas, y ahora estoy investigando dónde es mejor colocarlas en diferentes plataformas y opciones de inversión. Es algo nuevo este mundo, y fascinante, por cierto, además puedo proteger mis ahorros mucho mejor que antes”, dijo a Infobae, Emilia –prefiere no hacer público su apellido– flamante propietaria que destinó Bitcoin por el equivalente a USD 270.000 para la compra de su vivienda en la zona del Bajo Belgrano.


¿Cómo decidió ahorrar en moneda virtual?

— Sigo la innovación y fui acumulando las criptomonedas, porque ni siquiera el dólar me da confianza de resguardo de valor. Me fue bien porque fue aumentando mucho la cotización, ganándome muchos más dólares que si los hubiera dejado en el colchón.


¿Fue difícil elegir la vivienda y que el vendedor aceptara las criptomonedas?

— Hicimos las búsquedas, y detectamos que varias empresas del sector, como propietarios, las aceptaban. Se trató de todo un desafío y encontramos el lugar indicado para vivir junto a mi familia. No fue difícil por suerte. Emilia aseguró que “para que la volatilidad de la cotización del Bitcoin no afecte los dólares que tenía que pagar acordé con el vendedor abonarle en Tether (criptomoneda valuada 1 a 1 con el dólar billete), y en la misma mañana de la firma de la escritura pasé los Bitcoin a Tether, para hacer la operación. Fue súper ágil sin nada de estrés dado que no moví dinero en efectivo, ni necesité de un banco para alquilar una sala, o todo el embrollo de utilizar una caja de seguridad, entre otras cuestiones. Desde mi celular pagué todo ese dinero, me sentí feliz”.


— ¿Sintió nervios en algún momento de la operación, pensó que podían ocurrir inconvenientes?

— Estaba muy segura, pero jamás pensé que iba a resultar tan sencillo y ágil a la vez. Un momento gracioso fue cuando el escribano tomó nota de unos números larguísimos como prueba de la transacción entre mi billetera virtual y la del vendedor. Transcribió todos esos datos a la escritura, diciendo doy fe que el precio se ha cancelado a satisfacción de la parte vendedora. Fue casi mágico y me sentí muy cómoda. Explicó Emilia C. que el notario nominó a la operación como “dación en pago” por la entrega de las cripto.


Transacción dinámica

A Paula F. hizo una operación similar, con la compra de un terreno en un barrio privado en Escobar. Lo hizo con Tether, y según lo dicho, “fue sólo cuestión de práctica y de no tener que trasladar dinero. No fue nada difícil, sólo pregunté si podía pagar en criptomonedas y me respondieron que no había problemas y que estaríamos ambas partes presentes al momento de la firma de la escritura. Los vendedores chequearon la transferencia en su wallet (billetera virtual), y luego las partes nos retiramos solo cuidando nuestros celulares. Sin llevar ni traer dinero de la escribanía”.


Abigail Aguilar es otra flamante propietaria que disponía de ahorros en Bitcoin, pero junto a su pareja tenían dudas a la hora de elegir la vivienda. “Con mi novio buscábamos y buscábamos, se dificultaba conseguir propiedades, porque no encontrábamos alguna vivienda que nos gustara y que acepten criptomonedas. Hasta que un día encontramos en la zona oeste lo que queríamos”, aseguró. Comentó que pudieron establecer el vínculo por una publicación en Instagram, “donde nos enteramos que aceptaban este medio de pago, a la brevedad nos informaron sobre la propiedad aun en obras, vimos imágenes y al llegar a la construcción nos gustó el barrio y cercanías. Rápidamente nos pusimos de acuerdo en un buen precio para comprar un departamento de 3 ambientes en construcción en Caseros”. El valor de la propiedad fue de USD 76.500, pagado con cripto.


¿Cómo fue la operación, rápida, engorrosa o lenta?

— Fue más sencilla de lo esperado. Fuimos hasta la oficina de la compañía, acordamos y cerramos al valor de Bitcoin de ese momento. Les transferí el dinero y a los minutos se les acreditó, no hubo ningún percance, también pudimos hacer una transferencia desde casa por teléfono y en estos tiempos de pandemia eso lo hizo mucho más fácil.

Precios en Bitcoin A pesar de los vaivenes de los precios de las últimas semanas, el ámbito criptodivisas viene consolidándose en los últimos, sobre todo desde 2020. “La gente fue confiando en estas monedas digitales, viendo que crecen su rendimiento al extenderse los plazos de tiempo una vez depositadas”, dijo Gabriel Kibysz, de Housify, una plataforma que además de mostrar las propiedades en valores en dólares están cotizadas en Bitcoin.


Parte del recorrido se hace virtual, hasta que el interesado visita el inmueble o se informa sobre la propiedad elegida. Luego se definen señas en pesos o dólares, como en cualquier compraventa tradicional, y la firma del boleto o escritura, es presencial y allí el comprador transfiere las criptomonedas al vendedor de manera digital. “Para entenderlo mejor, sería como enviarle plata a un amigo a través del celular. En cuanto a las comisiones con criptomonedas, son las mismas que cada inmobiliaria estipula, oscilando entre 3 y 5 por ciento. No se cobra un extra por la transacción. Solo cambia el medio de pago, no la comisión”, explicó Kibysz.


Al escribano o el profesional que realice los trámites se le abona como es habitual por honorarios, gravámenes y sellos, por ejemplo. “Vale aclarar que muchas veces no se entiende bien cómo se realizan las operaciones si se paga con Bitcoin por ejemplo, debido a su fluctuación. Pero es importante entender que esto se soluciona de dos maneras posibles: estipulando previamente el valor en comparación a dólares y efectuando la operación en cripto con la conversión al día de la compra. Realizando el acuerdo con monedas digitales estables (como Tether o DAI) que tienen a 1 dólar como equivalente a 1 moneda digital, entonces no existe fluctuación”, detalló Kibysz. En algunos desarrollos inmobiliarios aceptan las criptomonedas para luego intercambiarlas por materiales para seguir avanzando en la construcción, consolidar el fideicomiso o directamente utilizarlas como vehículo de ahorro.


Fuente: Infobae

12 vistas