Buenas expectativas en la construcción tras el anuncio de Fernández

La construcción es el sector, junto con la industria, en el que la actividad viene teniendo una recuperación bastante sostenida. Ese rubro es muy importante para la economía, incluso trabaja a niveles más altos que antes de la pandemia, y el Gobierno lo tiene muy presente. En ese contexto, Alberto Fernández anunció ayer 87.000 créditos para la refacción y la construcción de viviendas nuevas en todo el país en el marco del Programa Casa Propia. El anuncio lo hizo junto al ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, y tiene el objetivo de impulsar la demanda de construcción. Esta nueva medida coincide con la reglamentación de la Ley de Incentivo a la Construcción Federal de Argentina y Acceso a la Vivienda, reglamentada el lunes, que habilita un blanqueo de capitales para incentivar la construcción.


Refacciones y construcción

Con el objetivo de mejorar una situación habitacional que demanda soluciones en el corto, mediano y largo plazo, la iniciativa otorga créditos a quienes estén por realizar su primera o segunda vivienda ya sea sobre un terreno propio o a adquirir. Los créditos cubrirán hasta el 100% del presupuesto de la obra, mientras que para la compra del terreno se financiará el 80% del precio de venta del mismo, siempre y cuando esté destinado al desarrollo de una primera vivienda. El programa tiene dos partes. En el caso de los Créditos Casa Propia para refacción, se trata de 65.000 créditos personales que tendrán un plazo de 36 meses y tres meses de gracias. Habrá 40.000 por un monto de $100.000 y otros 25.000 por un monto de $240.000, con cuotas de $2.882 y $6.917, respectivamente. Por otro lado, para la construcción de casas nuevas en lote propio se otorgarán 22.000 créditos hipotecarios por un monto máximo de $4 millones cada uno, con un plazo de hasta 30 años para el pago.


Indexación

Los créditos UVA se actualizaban en base a la inflación y eso generó muchas dificultades para los tomadores, en un contexto donde la inflación de los últimos tres años superó la marcha de los sueldos. Con el programa, la financiación estará atada a la evolución del salario (Índice Hogar del Indec). Fernández destacó la importancia de otorgar estas líneas de créditos “a tasa cero y que la cuota que hay a pagar esté vinculada al crecimiento del salario, ya no a la inflación, ya no al dólar” para “terminar con ese fantasma que muchos argentinos todavía padecen por créditos que se indexan de ese modo”.


Expectativas

Las medidas son buenas noticias para el sector y hay que sostenerlas porque la actividad está en una franca mejoría”, consideró el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), Iván Szczech, ante El Economista. “Es importante ayudar a la gente a acceder a una vivienda y fomentar la demanda y estamos a la espera de otro proyecto que tiene que ver con la creación de una agencia hipotecaria nacional que financie las viviendas en cualquier banco del país”


En cuanto al blanqueo, Szczech indicó que la reglamentación fue muy demorada y se consumió más de la mitad del plazo de la primera etapa de la exteriorización en la que el costo es del 5%, hasta el 12 de mayo. “Aún falta la reglamentación de AFIP y del BCRA y quedan sólo 15 días hábiles para la primera etapa, teniendo en cuenta las complicaciones de la pandemia y los turnos de los bancos, es menester extender los plazos”, solicitó el titular de Camarco.


El presidente de la Cámara de Desarrolladores Inmobiliarios de Argentina (Cedu), Damián Tabakman, coincidió en que los anuncios beneficiarán al sector. “El Gobierno está tomando buenas medidas, provee herramientas, los costos para construir son bajos: es un buen momento para la construcción”, comentó. “Es necesaria la reglamentación del Banco Central y de AFIP para comenzar con el blanqueo, y es necesario que se dé lo más rápido posible”, objetó Tabakman. “Si se ordena esto, habrá más incentivos para invertir en el mediano y largo plazo”, finalizó.


Fuente: El Economista

6 vistas