Blanqueo: “Señores inmobiliarios, no lo dejen pasar. Hay poco tiempo”

La semana pasada tuve la oportunidad de dar una charla por zoom a unos 500 inmobiliarios del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba) sobre el blanqueo, y a lo largo de la semana entrante repetiré la actividad en otras jurisdicciones. En mis charlas me focalizo en resaltar que ellos, los inmobiliarios, son la pieza clave para que sea exitoso, porque van a blanquear quienes inviertan en una unidad en pozo, y si bien los desarrolladores podemos promoverlo, son ellos los que están al lado de los clientes para presentarles las mejores oportunidades.


En mi opinión, si los inmobiliarios se suman y empujan el blanqueo, será exitoso. Sino no, porque éste no se pensó, como otros anteriores, para que los ahorristas regularicen su situación. Éste está orientado a promover la inversión en ladrillos y solo lo aprovecharán quienes encuentren el departamento de sus sueños, aún en este difícil contexto. Hoy es mucho más barato y se puede comprar con plata no declarada. Quienes pueden explicarlo así de fácil, como una verdadera oportunidad, son los inmobiliarios.


Además, la operatoria empieza por depositar los fondos no declarados en el banco. Con la desconfianza actual, pocos se animarán a dejarla mucho tiempo. De ahí la necesidad de tener la unidad elegida rápidamente, para comprarla, pagarla y transferirle los dólares al desarrollador. Este último también tiene sus dudas, pero son infundadas: recibirá los fondos por transferencia al firmar el boleto y serán dólares que podrá transformar a pesos al contado con liquidación para financiar la obra. Este blanqueo está bien pensado. Es simple y fácil. Y además es muy barato: quien blanquee dólares en la práctica pagará menos del 5% por la brecha entre el oficial y el paralelo. Aprovechémoslo. Señores inmobiliarios: no lo dejen pasar. Hay muy poco tiempo. En un momento horrible del mercado, hoy tienen un negocio al alcance de la mano.

Fuente: La Nación/ Damian Tabakman (CEDU)

9 vistas