Blanqueo para construcción: gran expectativa de oportunidades y perspectivas en el ladrillo

El sector observa con expectativa la entrada en vigencia del nuevo régimen. Posibilidades que se abren y proyectos que encajan con las nuevas pautas.


La decisión del Gobierno de activar un nuevo blanqueo para la construcción de obras privadas reavivó el optimismo en el real estate, más allá de que las restricciones vigentes por la expansión del coronavirus mantienen cierto halo de incertidumbre en el sector. Señalan que la decisión oficial dinamizará al real estate, con efecto directo en la demanda de nuevas unidades y el lanzamiento de proyectos que hasta ahora estaban en duda. Desarrolladores, analistas y comercializadores coincidieron que las experiencias de blanqueo previas siempre han sido exitosas. Pero también reclaman medidas complementarias que permitan acelerar el desarrollo de emprendimientos siempre desde la perspectiva de aprovechar esta posibilidad que se le abre al ladrillo.


"Los beneficios fiscales e impositivos propuestos en la norma pueden ser un gran motivador para la inversión en la obra privada y, fundamentalmente, en la creación de viviendas", comentó al respecto Leonardo Rodríguez Nader, CEO y cofundador de CMNV.

"Actualmente, contamos con dos proyectos en la Ciudad que están 100 por ciento adecuados a la norma tanto para recibir fondos como para aplicar a los beneficios impositivos que prevé la ley", se entusiasmó. Para luego añadir que los emprendimientos se ofrecen "en pesos con ajustes de la CAC (Cámara Argentina de la Construcción) con sistema por boletos de compraventa".


A tono con esta perspectiva positiva, Hernán Nucifora, CEO de Global Investments, también celebró medida. "Es una ley que puede dinamizar el sector. Se trata de un blanqueo que permitirá movilizar y motorizar obras en ejecución, con capital orientado exclusivamente a proyectos de pozo y con un avance hasta el 50 por ciento", dijo. Por su parte, Miguel Di Maggio, director de la inmobiliaria Depa, reclamó "reglas claras" para consolidar el potencial éxito de lo activado por el Gobierno. "Se trata de un blanqueo pensado directamente en el sector. Por eso, es esencial que cuente con reglas claras y, por otro lado, que los desarrolladores lo tomen como una herramienta de crecimiento y no como una oportunidad puntual subiendo el precio de las unidades", aclaró.


Justamente, el comercializador se refirió a las herramientas complementarias que podrían incrementar el atractivo para quienes se inclinen por esta opción. "Una agilización de los permisos de obra permitiría a los desarrolladores contar con una mayor previsión de su actividad y, a partir de esto, presupuestar aún mejor sus obras", señaló. "Esta agilización podría ser acompañada por beneficios impositivos para los desarrolladores. Siempre es positivo achicar todo tipo de medida recaudatoria que permita darle algo de aire al sector", agregó. Daniel Cohen Imach es titular de la desarrolladora Step Developments y otra de las voces a las que accedió iProfesional. Consultado respecto de esta nueva etapa que se abre sostuvo que, en concreto, "se calcula que hay alrededor de 300.000 millones de dólares en negro".


"La ley establece costos muy acotados, y sumamente convenientes para ingresar en el blanqueo, a la vez que otorga varios beneficios impositivos. Nuestro cálculo es que los que ingresen en el primer período, es decir, hasta el primer vencimiento, estarán blanqueando dinero de una forma prácticamente gratis", aportó. El experto también se refirió a otros factores que, implementados a la par, también podrían sumar para una motorización fuerte de la construcción. "Otorgamiento de créditos blandos a plazos de 10 años o más, derogación de la última ley de alquileres, e Incentivos impositivos y fiscales, dinamizarían al sector", aseguró.


Expectativa creciente

Por el lado de Rosbaco & Partners su CEO, Federico Rosbaco, consideró que "que hacen falta más incentivos y más apoyo para el sector, con medidas que sean más amplias e inclusivas, como los créditos privados". En cuanto a los proyectos que encuadran con el blanqueo ahora oficializado, Nucifora sostuvo que, en el caso Global Investments, la desarrolladora cuenta con al menos siete obras "que están en proceso de planos aprobados, en ejecución o vías de ejecución, y con avances inferiores al 50 por ciento". "Contamos con proyectos como Campus Norte, en Vicente López, Torres Cardón -en etapa 2, con 2.000 metros de amenities-, y Camino Building, de 35 unidades, entre otros. Los valores van de los 1.600 a los 2.000 dólares el metro cuadrado. También tenemos el emprendimiento Bosque Tortugas, de 240 unidades. Parte de eso va a estar financiado a 10 años, y otra parte en formas de pago tradicionales, con 30 por ciento de contado y 30 meses para aplicarle al blanqueo", detalló. En sintonía con esto, Alejandro Reyser, de RED Real Estate Developers, comentó que la compañía posee 4 proyectos que se ajustarían a las pautas que contempla el beneficio. "Se trata de IN Lope de Vega, Dorrego Mío, Spot Studios y un nuevo formato de inversión y desarrollo de proyectos de nicho que estaremos lanzando en breve", anticipó.


Fuente: iProfesional

10 vistas

Entradas Recientes

Ver todo