Argentina espera que crear vivienda pública combata el precio de alquileres

El ministro argentino de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, no habla de vivienda "social" porque considera que estigmatiza a la población pobre y asegura que la construcción de vivienda pública puede ser una buena herramienta para combatir el precio de los alquileres en el país sudamericano.


En una entrevista con EFE durante un visita a España, el ministro explica que la ley de alquileres de Argentina "no resuelve", ya que el país "es muy heterogéneo y tiene gobiernos provinciales y municipales" que "determinan el uso de suelo".


"El uso del suelo lo determinan los municipios y las provincias, por lo que es muy difícil que una ley integral pueda regular el tema de los alquileres", asume.


A pesar de ello, tiene claro que un aumento de la vivienda pública debe ser la herramienta para combatir los elevados precios de los alquileres en ciertas ciudades, sobre todo en la capital del país, Buenos Aires.


"Yo creo que la mejor manera para resolver los alquileres es teniendo ofertas de vivienda donde un argentino pueda pagar una cuota de la misma manera o menor que lo que le cuesta un alquiler pero hace falta tiempo y falta volumen" de viviendas, dice.

Por ello, comparte que el Gobierno que lidera Alberto Fernández está "en etapa de construir 100.000 viviendas por año".


"Vamos en ese camino, cuando haya más oferta de vivienda que haga que entrar en esa vivienda sea igual o menor que entrar en un alquiler vamos a estar en competitividad con los alquileres de una manera muy fuerte", resume.


CUATRO MILLONES DE PERSONAS VIVIENDO EN LAS VILLAS MISERIA


Camino de Polonia para participar en el Foro Urbano Mundial, Ferraresi considera que atacar el problema habitacional de los cuatro millones de argentinos que viven en condiciones de pobreza dentro de las villas miseria "es un tema extraordinario" que solo se resuelve "con políticas de Estado que permanezcan en el tiempo".


Según explica, la situación de estas personas no son parte de su competencia sino de la Secretaría de Integración Socio Urbana, aunque tilda de "fundamental" la participación de los gobiernos locales para resolver estas casuísticas.


"Si el gobierno local no tiene vocación de transformar esa realidad es muy difícil que se transformen, hay municipios que lo hacen y otros que no pues también depende de la filosofía política de cada municipio", indica.


En esa línea, asegura que "hay municipios de gobiernos liberales que creen que no tienen que intervenir" en temas de vivienda, ni ellos "ni el Estado", sino que "el mercado resolvería".


OFRECER OPORTUNIDADES EN TODOS LOS TERRITORIOS


Ferraresi insiste en la importancia de que cualquier persona pueda "desarrollarse" en su lugar de nacimiento y no tenga que emigrar a una gran ciudad.


"Argentina es federal, tenemos 24 provincias con una equidad muy distinta, donde mucho tiempo no hubo desarrollo productivo en esas provincias" algo que ha empujado a mucha población a "concentrarse en el área metropolitana bonaerense".


"Vinimos -al Gobierno- con una nueva idea que tiene que ver con la planificación, para que la gente viva en lugares que le permita desarrollarse y tenga trabajo, por mucho que haya casa en un lugar, si no hay trabajo, la gente se va", analiza.


Se refiere al cambio climático y la aportación de las grandes ciudades a esta transformación del clima sin obviar que el 94% de la población argentina reside en las ciudades.


"Si generamos ciudades más compactas, a veces va en contra del medio ambiente, si las hacemos más extendidas tenemos problemas de transporte, de distancia, de uso del suelo...", enumera antes de reconocer que "Argentina tiene mucho por hacer".


FUTURO DEL GOBIERNO DE COALICIÓN


El ministro reconoce las diferencias existentes entre los partidos que forman la coalición de Gobierno, Frente de Todo, que se reflejan con cierta frecuencia en las palabras de crítica que la vicepresidenta, Cristina Fernández, dedica al presidente, Alberto Fernández.


"No asusta porque nos conocemos, sabemos la procedencia de cada uno, tenemos la tranquilidad de que Alberto y Cristina quieren lo mismo, que a la Argentina le vaya bien. Cristina ha sido una presidenta exitosa con una posición ideológica y dialéctica como nadie y cada vez que habla genera esa situación, pero lo vamos a resolver ya", dice.


Así, apunta a que el país tiene "valores macroeconómicos muy buenos" actualmente, pero el debate debe centrarse en "cómo el crecimiento económico en lugar de repartirse entre todos, se reparte entre algunos pocos".



Fuente: Infobae

0 visualizaciones